Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

Despido: ¿Qué tipos hay? ¿Qué hay que hacer cuando sucede?

El despido es una acción por medio de la cual un empleador decide poner fin a la relación laboral que mantiene con una persona.

Es un tema muy común que en ocasiones puede generar un derecho de indemnización por parte de la persona que ha sido despedida.

Aún cuando cada caso pueda considerarse único, siempre guardan ciertas similitudes que sientan las bases para la defensa posterior. 

Como una gran parte de la población se ve involucrada en el sistema de trabajo, sea como empresario o como empleado, vale la pena conocer un poco más sobre ello.

Hoy te traemos las respuestas a las preguntas más comunes que hay respecto al despido.

¿Qué es un despido?

El despido es un procedimiento que ejerce una empresa para romper la vinculación laboral que tiene con un trabajador. Suele ser una decisión unilateral, lo que quiere decir que la opinión del trabajador no es tomada en cuenta.
 Ya que el trabajo está concebido dentro de la legislación como un derecho , se le ofrece protección.

Las razones son muy sencillas. El trabajo promueve el crecimiento del país a nivel productivo y de servicios. También permite que cada persona tenga oportunidad de pagar por lo que necesita para vivir dignamente sin representar una carga para el Estado.

Además, es la forma que existe para que una persona ejerza pleno dominio sobre su profesión y pueda ponerla al servicio de su comunidad. 

Pero, aún con todos estos elementos positivos, el despido puede proceder de forma apropiada.

 Son casos en los cuales los trabajadores incumplen las funciones que corresponden  a su puesto de trabajo o tienen una conducta no apropiada.

Por lo tanto, se han diseñado distintas formas de enfocar los despidos según las razones que han ocasionado dicha acción.

¿En qué derecho se regulan los despidos?

Los despidos están regulados en el Derecho Laboral. Todas las modalidades para definir de qué tipo de despido se trata y las acciones subsiguientes están establecidas en el Estatuto de los Trabajadores.

despido qué esDentro de su estructura se establecen los tres tipos de despidos que son posibles de hacer:  el objetivo, el disciplinario y el improcedente. 

Cada uno de ellos se organizan en función a una serie de características y consideraciones.

También es posible que pese a que se haya avanzado en el despido, después de hacer el respectivo reclamo, se considere  el despido como nulo.  De esta forma, la persona que ha sido despedida  podría tener oportunidad de volver a su puesto de trabajo. 

Pero todos estos detalles los veremos con mayor énfasis en el siguiente apartado.

¿Qué tipos de despido hay?

Según las razones que establezca el empleador para proceder al despido de un trabajador, se establecerá de qué tipo de despido se trata.

Despido disciplinario

El despido disciplinario es el que se genera cuando un trabajador ha incurrido en faltas graves, o bien en relación a sus funciones o bien en el trato con sus compañeros o superiores.

Este tipo de despido tiene distintas características que vale la pena detallar para conocer más a fondo de qué se trata:

  1. Está basado en faltas que se consideran muy graves como inasistencias recurrentes, indisciplina, ofensas, incumplimiento de funciones, etc.
  2. En estos casos no hay obligación de cumplir con el preaviso, sino que la acción toma valor desde el propio momento en que se recibe la carta de despido. Sin embargo, vale acotar que en muchos casos la empresa realiza llamados de atención previos (por ejemplo cuándo es por razones de incumplimiento de horario) antes de pasar a esta acción.
  3. La formalización de este despido se hace a través de una carta de despido que debe expresar, de forma clara, las razones que han llevado a que se genere esta situación y la fecha del procedimiento.
  4. Aún cuando el despido se genere por un motivo que sea absoluta responsabilidad del trabajador, tendrá derecho a cobrar la prestación por desempleo.
  5. El despido disciplinario no corre con el pago de indemnizaciones, pero sí a su finiquito correspondiente según los cálculos de tiempo de servicio y los otros que estén considerados en caso de existir un convenio colectivo.

Ahora bien, en el caso de que el trabajador someta al empleador a una querella por la situación y se considere que el trabajador no tiene culpa, pasará a tratarse como un despido improcedente. Esto quiere decir que deja de tratarse el despido como disciplinario para que pase a tratarse como improcedente.

También puede considerarse nulo y, en este caso, será el trabajador quien decida si recibir la indemnización y salir de la empresa o volver a su anterior puesto de trabajo.

Despido objetivo

El despido objetivo se produce cuando por una causa justificada el empleador se ve en la obligación de prescindir de los servicios de uno o varios trabajadores.

Debido a que existe esta justificación,  las empresas tienen la oportunidad de reducir los montos que corresponden a las indemnizaciones de los trabajadores. 

Como en el caso del despido disciplinario, existen varias características que valen la pena mencionar en torno a este tema:

  1. La mayoría de las veces se da por razones económicas donde la empresa ya no está en posibilidad de asumir el pago correspondiente al servicio de todos los trabajadores. También es posible que se deba a restructuraciones en la empresa y que se haga innecesario disponer de cierto personal.
  2. Aquí sí se hace obligatorio contemplar el preaviso de 15 días antes de pasar a hacer válida la carta de despido. En el tiempo que dure el preaviso, el trabajador dispondrá como derecho de 6 horas de su correspondiente horario para buscar un nuevo trabajo.
  3. Para el cálculo de la indemnización en estos casos, se procede con una fórmula establecida dentro de la legislación vigente donde se estipulan 20 días de salario por año trabajado hasta un máximo de 12 mensualidades.
  4. Si en la empresa existe Convenio Colectivo que estipule ciertas condiciones en estos casos, estas deberán ser respetadas.

Despido improcedente

Este es el caso que se da cuando un trabajador es privado de su puesto por causas que no son justificadas.

También es posible que se suscite por no seguir adecuadamente el procedimiento previsto para con la acción.

tipos de despidoLos pasos para esto es emitir la carta de despido con los detalles correspondientes como la fecha y las razones.

También hacer el pago del finiquito  y, en los casos que corresponda, de la indemnización.  Para que un despido no sea declarado improcedente, se deben tener las suficientes razones comprobables para ello.

Los despidos improcedentes solo tienen dos formas de solucionarse:  a través del pago de la indemnización o con la reasignación del trabajador a su puesto. 

Cuando se da el caso de la reasignación, no solo será esto y ya sino que  el empleador también tendrá la obligación de pagar los sueldos que correspondían en el período en que estuvo fuera de la empresa. 

Si se trata de la indemnización, se realizará el cálculo que corresponda según la Ley. Este establece un máximo de 24 mensualidades. La única forma que sea el trabajador el que decida cuál de las opciones utilizar es cuando se trate de un representante de los trabajadores.

¿Qué hay que hacer cuando te despiden?

Después de ser notificado de un despido, lo más probable es que se necesite un tiempo breve para ser conscientes de la nueva situación.

¡Cuidado!
Sin embargo, este tiempo no deberá durar mucho, pues la ley establece que  el trabajador solo dispondrá de 20 días hábiles para hacer la reclamación. 

A través de este paso,  será necesario tener contacto con un abogado laboralista que te represente. 

Él o ella también tendrá la responsabilidad de hacer los procesos necesarios para solicitar la improcedencia o nulidad de la acción.

¿Cuándo es mejor acudir a un abogado laboralista?

Acudir a un abogado laboralista deberá ser una acción inmediata cuando el trabajador considere que se ha dado el despido de forma incorrecta o con carencias de razones.

Con su consejo, se recogerán todos los asuntos que han motivado la acción y se establecerá la ruta más segura para avanzar en este sentido.

Si el abogado laboralista hace un buen trabajo y se comprueba que la empresa ha actuado al margen de la ley,  el trabajador podrá obtener su indemnización o despido nulo. 

Los despidos son más frecuentes de lo que parece, sobre todo cuando existen momentos de crisis que afectan la estabilidad financiera de las empresas.

Sin embargo, la legislación siempre intenta proteger de forma equilibrada los derechos de los trabajadores. 

Enviar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest