Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com
Select Page

Delito de Rebelión: [Concepto, Tipos Ejemplos y Penas]

Inicio » Delito » Rebelión

   

Puntos importantes sobre el delito de rebelión
  • El delito de rebelión se concibe como un levantamiento contra un gobierno o una autoridad de forma violenta y con actos públicos.
  • La rebelión es vista en muchas culturas como una forma de lucha social contra las injusticias, la desigualdad y la violencia.
  • La legislación española también incorpora la rebelión como un delito, incorporando incluso los actos en contra de la Constitución Española.
  • En España, la información relacionada con el tema del delito de rebelión se encuentra expresada en el Código Penal. Por lo tanto es regulada por el derecho penal.
  • Si un grupo de individuos está inmerso en las especificaciones ya mencionadas es indicio de que se está cometiendo un delito de rebelión.
  • No es necesario que se haya producido algún resultado efectivo para que las conductas tipificadas como delito de rebelión sean tomadas como tal.
  • Las penas aplicadas en este tipo de delito van desde inhabilitación, hasta varios años hasta prisión por lapsos extensos.
  • El delito de rebelión puede ser cometido como: instigador o líder directo, mandos subalternos, cómplices y autoridades que participan.

   

¿Qué es un delito de rebelión?

Un delito de rebelión ocurre cuando se cometen acciones encaminadas a cambiar o derrocar los poderes e instituciones legalmente constituidos.

El Código Penal de España dedica su título XXI a tratar sobre el tema de la rebelión.

Para determinar cuándo se comete el delito de rebelión, lo más importante es saber cuáles son los poderes e instituciones constituidos.

Estos serían:

  1. La Constitución.
  2. El Rey. En ausencia de este el Regente o miembros de la Regencia.
  3. Las Cortes Generales, el Congreso de los Diputados, el Senado o cualquier Asamblea Legislativa de una Comunidad Autónoma.
  4. El Gobierno de la Nación o el Consejo de Gobierno de una Comunidad Autónoma.

El delito de rebelión sucede cuando un grupo de individuos planifican y/o comenten acciones cuyo objetivo es disolver cualquiera de estos poderes.

En el caso de la Constitución el delito se configura cuando se trata de derogarla o modificarla de manera ilegal.

Si hablamos del Rey o Regente, el acto de rebelión se da cuando hay un intento de despojar a estos de las atribuciones que por ley tienen conferidas.

Impedir que se realicen las elecciones necesarias para cargos de gobierno es también un acto de rebelión.

 Así como declarar la independencia de cualquier territorio que sea parte de la nación . Este tipo de delito generalmente se comete de manera colectiva.

Es decir, no se trata de un solo individuo quien quiere conseguir los objetivos, sino de un grupo organizado para tal fin.

Para que sea considerado delito de rebelión es necesario el uso de la violencia.

   

¿En qué derecho se regula el delito de rebelión?

En España, la información relacionada con el tema del delito de rebelión se encuentra expresada en el Código Penal. Por lo tanto es regulada por el derecho penal.

Este dedica la extensión del título XXI a tratar sobre el tema de la rebelión.

Entre los artículos 472 y 484 se delimita de manera detallada todo lo relacionado al delito de rebelión.

Son reos del delito de rebelión los que se alzaren violenta y públicamente para cualquiera de los fines siguientes:

  1. Derogar, suspender o modificar total o parcialmente la Constitución.
  2. Destituir o despojar en todo o en parte de sus prerrogativas y facultades al Rey o a la Reina, al Regente o miembros de la Regencia, u obligarles a ejecutar un acto contrario a su voluntad. 3.º Impedir la libre celebración de elecciones para cargos públicos.
  3. Disolver las Cortes Generales, el Congreso de los Diputados, el Senado o cualquier Asamblea Legislativa de una Comunidad Autónoma, impedir que se reúnan, deliberen o resuelvan, arrancarles alguna resolución o sustraerles alguna de sus atribuciones o competencias.
  4. Declarar la independencia de una parte del territorio nacional.
  5. Sustituir por otro el Gobierno de la Nación o el Consejo de Gobierno de una Comunidad Autónoma, o usar o ejercer por sí o despojar al Gobierno o Consejo de Gobierno de una Comunidad Autónoma, o a cualquiera de sus miembros de sus facultades, o impedirles o coartarles su libre ejercicio, u obligar a cualquiera de ellos a ejecutar actos contrarios a su voluntad.
  6. Sustraer cualquier clase de fuerza armada a la obediencia del Gobierno.Artículo 472
Los que aceptaren empleo de los rebeldes, serán castigados con la pena de inhabilitación absoluta de seis a doce años.Artículo 484

¿Cuándo hay indicios de delito de rebelión?

Si un grupo de individuos está inmerso en las especificaciones ya mencionadas es indicio de que se está cometiendo un delito de rebelión.

No es necesario que se haya producido algún resultado efectivo para que las conductas tipificadas como delito de rebelión sean tomadas como tal.

La Ley es particularmente estricta en la identificación de este tipo de delito.

Establece que sólo con el hecho de que se planifiquen las acciones podrá haber imputación  por este delito.

¿Cuáles son los sujetos activos del delito de rebelión?

El sujeto activo es aquel individuo o grupo de individuos que incurren en las acciones de rebelión.

Las personas que quieran atentar contra los poderes debidamente constituidos y/o las instituciones que tienen la autoridad, son sujetos activos del delito de rebelión.

No se ha establecido un número mínimo necesario que sean participantes en el hecho para que sean designados como tal.

El grupo de personas inmersas en la actividad  debe ser lo suficientemente grande para ser considerado como sujeto activo de este delito

 

¿Y los sujetos pasivos?

Los sujetos pasivos del delito de rebelión son aquellos que se ven perjudicados cuando se comete el mismo.

Revisando el artículo 472 del Código Penal de España puede verse que los sujetos pasivos de este delito son las víctimas.

Pueden ser: la monarquía, la Constitución y los demás entes gubernamentales. 

Sin embargo, es un delito que afecta directamente a la nación.

¿Qué pena tiene un delito de rebelión?

Las penas aplicadas en este tipo de delito van desde inhabilitación por varios años hasta prisión por lapsos extensos.

En el mismo título XXI del Código Penal de España se enuncian las penas que pueden ser aplicadas en caso de la comisión del delito de rebelión.

El artículo 473 hace la acotación de que serán castigados los incitadores o líderes directos de la rebelión.

La pena será de prisión que puede ir desde quince hasta veinticinco años, además ser inhabilitados de manera absoluta por el mismo lapso de tiempo.

 

En el caso de los involucrados como mando subalterno , serán penados con prisión de diez a quince años y la correspondiente inhabilitación por el mismo tiempo. 

Los que hayan participado de la rebelión sin ostentar mando alguno serán castigados con prisión de cinco a diez años.

Además tendrán una  inhabilitación para empleo o cargo público por un lapso de seis a diez años. 

Daños a la propiedad pública o privada

Los daños que puedan ocasionar sobre la propiedad pública o privada también son sancionados en este tipo de delito.

Estos daños pueden producirse por combates entre las fuerzas subversivas y las fuerzas públicas o por daños causados por los rebeldes. 

Esto podrá acarrear penas que van desde los diez a los treinta años dependiendo del grado de responsabilidad en el daño cometido.

El artículo 475 condena como rebeldes a quienes atraigan o seduzcan a tropas para sumarse a una rebelión.

 

Además, establece una pena de prisión de cinco a diez años y una inhabilitación que va de entre seis a doce años. 

La pena en este tipo de delito va a ser directamente proporcional al grado de responsabilidad que detente cada involucrado en el mismo.

De esta forma, las penas mayores serán para quienes hayan instigado y dirigido la rebelión.

Las penas menores para quienes sean participantes de la misma aún cuando no tengan participación alguna en la organización como tal.

¿Qué tipos de delito de rebelión existen?

El delito de rebelión puede ser cometido como: instigador o jefe directo, mandos subalternos, cómplices y autoridades que participan.

Es posible verificar que se establecen claras diferencias entre este tipo de delitos partiendo de la responsabilidad que tengan los distintos individuos implicados.

Líderes e instigadores del delito de rebelión

Las personas que sean consideradas como instigadoras y líderes directos del delito de rebelión tienen mayor responsabilidad. Por ello, las penas que se imponen son más altas, pudiendo alcanzar hasta los veinticinco años.

El hecho de que pueda haber daños a la propiedad puede ser considerado una agravante en este tipo de delitos.

Cuando se habla de los mandos subalternos la pena disminuye un poco en comparación con lo que ya revisamos.

 Quienes hayan participado sin detentar el mando tendrán penas menores,  en correspondencia con la menor responsabilidad y se constituyen en cómplices.

 

Personajes públicos con cargos públicos: agravante

En caso de que la rebelión sea cometida por personas que tengan autoridad gubernamental esto constituirá un agravante.

Y entonces la inhabilitación será aumentada hasta alcanzar entre quince y veinte años.

Es importante acotar que también son penadas en este tipo de delito las personas que no hagan lo posible por detener la rebelión. 

Esta medida aplica para los militares y las autoridades que no actúen poniéndose de parte de la autoridad legítima y defendiéndola en caso de rebelión.

Quien tenga conocimiento de que se está produciendo una rebelión y no lo exponga de manera inmediata a las autoridades será penado por la ley.

El delito de rebelión atenta contra la Constitución, este hecho lo convierte en un delito más grave de lo común. 

Posibles reducciones sobre las penas

La legislación contempla una serie de reducciones de pena que se adoptan dependiendo de la actuación individual del implicado.

Por ejemplo:
Si la persona envuelta revela el intento de rebelión antes de que el mismo llegue a consumarse podrá quedar exento del castigo por esto.
Por ejemplo:
Quienes depongan las armas antes de hacer uso de ellas en medio de una rebelión tendrán una reducción en la pena impuesta.

Si se produce una rebelión, las autoridades debidamente constituidas harán un llamado a los rebeldes para que depongan las armas.

La idea de esto es que quienes lleven a cabo la rebelión cesen su intento sin producir mayores daños.  Sin embargo, en caso de que el llamado sea obviado por el grupo que está inmerso en el delito la ley autoriza proceder de otra manera.

 Las autoridades podrán entonces hacer uso de la fuerza para restablecer el orden  que se intenta quebrantar.

El delito de rebelión que supone un intento de cambiar el orden constitucional establecido a través de la fuerza y la violencia.

En algunos casos de rebelión se quiere llegar a fragmentar el territorio que constituye la nación por lo que esto no puede ser pasado por alto. Todo delito que atente contra las autoridades constituidas y por ende contra la nación  debe ser castigado de manera contundente. 

 

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest