Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

El Delito: [Concepto, Tipos, Penas y Clasificación]

   

Resumen del artículo:
  • El delito es todo aquel acto que genera un daño y que por ende debe ser sometido a una sanción.
  • Los delitos penales están regulados en el Código Penal y los delitos civiles en el Código Civil.
  • No todos los delitos tienen el mismo nivel de pena. Existen diferentes grados.
  • Es fundamental comprender que el delito no trata solo de una acción, sino también de una omisión.
  • Existe un principio jurídico que señala que el desconocimiento de la ley no exime su cumplimiento y hacerlo llevará a un delito.
  • Los delitos se pueden clasificar por la forma procesal, el sujeto activo, la culpabilidad, la acción, el daño y el resultado.
  • Los delitos también pueden prescribir: entre uno y veinte años.

   

¿Qué es un delito?

   

Un delito es la acción que comete cualquier persona que va en contra de lo dispuesto dentro de la ley y que propicia la asignación de un castigo.

Es fundamental comprender que no se trata solo de una acción, sino también de una omisión.

Con acción se refiere, por ejemplo, al hecho de cometer un robo. Mientras que omisión hace referencia a no pagar impuestos.

Existe un principio jurídico que señala que el desconocimiento de la ley no exime su cumplimiento y hacerlo llevará a un delito.

Para cada país existe un cuerpo jurídico que señala las acciones u omisiones que allí se consideran delitos. En casi todos los países del mundo, es un delito atentar contra la vida humana. No obstante, en países como Estados Unidos la pena de muerte es aceptada.

Por ende, es siempre necesario conocer con detalle lo incluido en la legislación vigente de cada zona. 

¿Qué tipos de delito hay?

   

Los tipos de delito se clasifican según el área de actuación.

En este sentido, existen muchos tipos de delito, ya sea que sea contra la vida humana, los recursos naturales, el patrimonio histórico, la salud pública, etc. En cada uno de estos casos existe además una nueva clasificación según el hecho cometido.

Por ejemplo:
En los delitos contra la vida humana se pueden observar el homicidio, el asesinato, la inducción al suicidio, etc.

¿Qué es un delito en derecho penal?

Un delito en derecho penal es un acto que está tipificado dentro del Código Penal y que suele ser de gravedad.

En la mayoría de los casos, los delitos que se aplican en derecho penal son los concernientes a robos, hurtos, delitos sexuales, homicidios, etc.

Anteriormente existían delitos como conducir sin seguro, que se consideraban de orden penal, pero hoy han pasado a formar parte de los delitos civiles.

   

¿Qué es un delito en derecho civil?

El delito en derecho civil es la acción u omisión que conlleva a una pena por concepto de la responsabilidad civil.

Como ciudadanos, cada persona tiene el deber de cumplir con ciertas normativas establecidas dentro del Código Civil.

La mayoría de estas están orientadas a la vida cotidiana,  como el pago de servicios, impuestos, asuntos que tienen que ver con conducir, etc. 

¿Cómo clasificamos los delitos?

Los delitos se clasifican en base a distintas formas, ya sea por el sujeto activo, la culpabilidad, la forma procesal, la acción, el daño o el resultado.

   

Sujeto activo

Esta clasificación hace alusión directa a quien comete el delito, llamado delincuente.

Este sujeto puede ser común para referirse a que cualquier persona puede cometer ese delito.

Por ejemplo:
El robo de una lata de mantequilla en la tienda.

Pero también puede ser especial, que quiere decir que solo un individuo o un grupo muy reducido lo puede cometer. Ejemplo: el robo de medicinas de una sala de enfermería.

La culpabilidad

Hace referencia a las razones y resultados obtenidos en el acto.  Puede ser básicamente doloso (lo quería hacer y lo hizo) o culposo (no lo quería hacer pero lo hizo.)

También se cuenta con la clasificación de preintencional que indica que el delincuente quería cometer el acto pero los resultados negativos fueron mayores a lo que esperaba.

   

La forma procesal

En este caso se refiere al tratamiento que se le da en materia judicial al delito. Se clasifica en tres niveles:

  1. De acción pública: delito que no necesita denuncia para ser resuelto.
  2. De acción privada: se necesita una denuncia para proceder a su investigación.
  3. De instancia privada: además de la denuncia, el afectado debe permanecer como querellante a lo largo del proceso.

La acción

Aquí se busca clasificar si el delito fue hecho por acción o por omisión.

En el caso de la omisión, existen dos niveles:

  1. La omisión propia que está presente dentro del Código Penal.
  2. La omisión impropia que no está contemplada dentro del Código Penal pero que lleva a un delito por acción.

El daño

   

Se establecen los efectos negativos que surgen a propósito del delito perpetrado.

Existe de lesión cuando hay una afectación sobre un bien visible, o de peligro cuando no sea visible la lesión pero hubo posibilidad de que existiera.

También está el de resultado que establece la necesidad de que exista un resultado para que el delito pueda concretarse.

Por último, el de mayor gravedad que es el de lesa humanidad que es la lesión (leve o grave) cometida contra un ser humano.

El resultado

Por último, el resultado pide determinar si se trata de un delito material o formal. El delito material lleva consigo un resultado determinado, mientras que el formal no lo exige.

¿Cuál es la diferencia entre delito y crimen?

El delito se refiere a un acto más general, mientras que el crimen se tipifica como algo más específico.

Podría decirse que el crimen forma parte del delito.

El crimen se concibe como algo de mayor gravedad y generalmente está asociado a los hechos en contra de una persona.

Esto da como resultado, viendo la clasificación anterior,  que los delitos de lesa humanidad incluyen muchos tipos, pero el crimen podría ser un homicidio. 

   

¿Qué penas puede acarrear un delito?

Las penas pueden ser de distintos tipos, encontrando las pecuniarias, las corporales, las inhabilitantes, las de privativa de libertad y las infamantes.
  1. Penas pecuniarias: son aquellas que tienen que ver con el pago de dinero, ya sea por vía de multas o de fianzas, por ejemplo.
  2. Penas corporales: son las que incluyen daños físicos al delincuente. Aquí se incluye la tortura y la pena de muerte.
  3. Penas inhabilitantes: son aquellas que impiden que una persona pueda ejecutar determinada acción. Se utilizan mucho para privar el ejercicio de profesionales o en la administración pública.
  4. Penas de privativa de libertad: se trata de evitar que el delincuente pueda moverse a libre voluntad, por lo que la sentencia ha de ser cumplida en un centro especializado, conocido como cárcel.
  5. Penas infamantes: son aquellos que afectan la dignidad de una persona. Se da en casos muy puntuales, como la pérdida de un rango militar.

¿Cuáles son los mayores delitos?

Los mayores delitos son los que ocupan un nivel de más gravedad y que van desde el hurto hasta los asesinatos, pasando por los delitos sexuales.

Por esta razón, también son conocidos como delitos graves. Las penas para este tipo de delitos tienen como nivel mínimo las multas y como nivel máximo la privativa de libertad o la muerte, en los países donde esta última es aceptada.

   

¿Y los delitos más leves?

Los delitos más leves o menos graves son aquellas acciones o conductas que no generan mayor daño o cuya pena es leve.

Uno de los más comunes se genera por hurtos cuyo valor del bien sea menor a 400 euros.

Lo más común es que las penas aplicadas sean multas o fianzas, pero también se puede tener privativa de libertad de pocos meses hasta 1 año.

¿Cuándo prescribe un delito?

 Un delito tiene un tiempo de prescripción en función a la gravedad del hecho. De menor a mayor tiempo:

  1. Un año: delitos leves y aquellos vinculados a injurias.
  2. Cinco años: todos los demás delitos que no se incluyan dentro del resto de las clasificaciones.
  3. Diez años: aquellos delitos cuya pena de privativa de libertad o inhabilitación vaya de 5 a 10 años.
  4. Quince años: los delitos que cumplan las mismas condiciones anteriores pero cuyo rango vaya de 10 a 15 años.
  5. Veinte años: cuando la pena impuesta por el delito cometido supere los 15 años.

En todo caso, cada tipo de delito tiene una serie de condicionantes en los que se basa su estructura.

Además de eso, siempre jugará un papel protagónico el juzgado en el que se avance el proceso y las características propias de cada delito. Estos elementos influirán tanto en el desarrollo del juicio, como en lo que tomará en cuenta el juez para establecer la pena.

El mundo de los delitos  es mucho más amplio de lo que se podría llegar a pensar y conocer  cada uno de ellos es una tarea larga pero valiosa.

 

 

Pin It on Pinterest