Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

Derecho Penitenciario: ¿Cómo funciona? ¿Para qué sirve? ¿Es importante?

El derecho penitenciario es una división del derecho penal que se encarga de establecer lo concerniente a las penas.

Se puede decir que el derecho penal organiza todo el proceso, pero es el derecho penitenciario el que lo ejecuta.

Surgió como estrategia para evitar las penas que en otrora eran la costumbre, como los azotes o la muerte por métodos muy crueles.

Hoy en día, las penas están constituidas como una secuencia de elementos que  aumentan progresivamente en razón de la gravedad del delito. 

Por ejemplo:
Quiere decir que las penas por el hurto de un teléfono móvil no son iguales que aquellos casos en que hubo asesinato premeditado, por ejemplo.

Aunque en un principio cueste un poco comprender las diferencias entre uno y otro, leyendo este artículo no te quedarán dudas.

Así que vamos a ello.

¿Qué es el derecho penitenciario?

El derecho penitenciario es el encargado de velar por el cumplimiento de penas.

También tiene el objetivo de establecer las medidas de seguridad que deben implementarse a lo largo de todo el proceso de esa pena.

En razón de esto, dentro de sus objetivos no solo se cuentan las penas de privativa de libertad, sino todas aquellas que fungen como castigo.

Por ejemplo:
Una pena que consiste en trabajo comunitario por tres meses, no conlleva cárcel, pero es una pena al fin y al cabo.

Por ende, es necesario verificar que el acusado cumpla todo el proceso asignado y velar porque tengas las herramientas con qué hacerlo.

En líneas generales, el derecho penitenciario es bastante reciente, sobre todo cuando se le compara con el derecho penal.

Pero es que en la antigüedad la sociedad no estaba prevista de cárceles, como principales lugares para el pago de penas por delitos graves.

¿Qué diferencia hay entre derecho penitenciario y derecho penal?

Para diferenciar el derecho penal del penitenciario, solo hace falta un pequeño ejemplo:

  1. Una persona ha cometido un delito de hurto y secuestro en un banco.
  2. Fue perseguido y capturado, así que se procedió a su privativa de libertad.
  3. Posterior a esto, se le asigna el abogado defensor respectivo.
  4. Pasa por un proceso de juicio y defensa en el que se genera una sentencia.
  5. Todo lo que ocurra durante el proceso de juicio se basa en lo establecido por el derecho penal. A través de él, los abogados formulan sus exposiciones y alegatos, para incriminar o defender al acusado.
  6. El juicio culmina con una sentencia que quedará a cargo de las personas asignadas al jurado y al juez.
  7. Si, por ejemplo, se le ha dado una privativa de libertad de cinco años, hasta ahí llega el derecho penal.
  8. Ahora tocará al derecho penitenciario realizar la asignación del reo a un centro penitenciario con las condiciones adaptadas a su delito. Y, a partir de allí, establecer las medidas bajo las cuales cumplirá la pena.

Además de lo anterior, el derecho penitenciario también se ocupa de  todos los centros penitenciarios, su funcionamiento y uso. 

La idea en estos casos es tener recintos con las condiciones necesarias para promover la reinserción social.

De esta forma se asume que el individuo ya ha hecho el pago de su delito y no volverá al exterior con la misma realidad que había.

Aspectos del derecho penitenciario

En el caso del derecho penitenciario, se basa en distintos aspectos a saber.

Corrección

Las políticas dispuestas en los centros penitenciarios deben estar orientadas a la reflexión de los procesados, de forma que reconozcan su error.

Además de eso, se busca que estos sean capaces de valorar los aspectos negativos de su acto y el posterior pago que han tenido que realizar.

Así, se promueve la corrección de la actitud.

Pero también se busca que el reo reconozca que existe un sistema legal que respetar, pues solo de esta forma evitará cometer más delitos.

Aunque en ocasiones el fin último no se consigue y el individuo vuelve a cometer delitos similares, la idea en general es evitar esos casos repetitivos.

Prevención

Implica la necesidad que tiene la sociedad de estar prevenida de quiénes son los individuos que cometen ciertos actos delictivos.

derecho penitenciario 3En este sentido, existen elementos que facilitan que el derecho penitenciario pueda establecer el lugar de reclusión de los presidiarios.

La base de esto es, principalmente, en relación a la gravedad del acto cometido.

Quiere decir que aquellos que son trasladados a cárceles de máxima seguridad se consideran los más peligrosos y la sociedad debe advertirlo.

Además de eso, se evita que los que están castigados por asesinato tengan contacto con los que tienen delitos administrativos, por ejemplo.

De esta forma también se evita la contaminación de aquellos que no han cometido crímenes que van contra los derechos fundamentales.

Aislamiento

Este objetivo busca que el delincuente esté alejado de la sociedad como método de castigo.

Sin embargo, también busca cumplir una función de no promover que nuevos actos viles sean cometidos.

Por ejemplo, si es un maestro que ha cometido actos de pedofilia, lo más apropiado es que esa persona no esté más cerca de niños por un buen tiempo.

Caso similar aplica por los que cometen delitos informáticos. Para evitar que continúen esa práctica errada, se evita que tengan contacto con ordenadores.

Seguridad

Va muy ligado al ejemplo del caso de aislamiento, pues no solo es someter al individuo a esa condición, sino ofrecerle seguridad al entorno.

Es un hecho que aplica sobre todo al verificar que los centros penitenciarios son espacios provistos de mucha vigilancia para evitar fugas. Pero también va a tono con la seguridad propia de los reos dentro de las instalaciones.

De esta forma, estos lugares están desprovistos de elementos con los cuales puedan causarse daños o acabar con su propia vida.

Pero, sobre todo, se busca evitar que existan problemas entre los mismos reos, con las fuerzas de seguridad y con los civiles que ingresan por motivo de visitas.

Para todo ello es necesario promover sistemas de seguridad muy bien pensados.

¿Cuál es el objetivo y para qué sirve el derecho penitenciario?

Después de haber validado toda la información anterior, se puede decir que el derecho penitenciario tiene varios objetivos:

  1. Ejecutar el sistema de condenas que han sido aprobados por el sistema judicial en función a que se hayan comprobado los delitos.
  2. Promover un método de reeducación penal que facilite la reinserción social de los reos al momento de cumplir su pena.
  3. Establecer un mecanismo de organización de reos por tipo de delitos lo que ayudará a preservar la seguridad de ellos mismos como individuos y la sociedad en general.

derecho penitenciarioAunque en muchas ocasiones se piense que el derecho penitenciario no actúa de forma acorde a estos objetivos, es claro que el trabajo en este sentido se hace bastante complejo.

No es fácil conseguir que una persona que tenga mucho daño mental reconozca su problema y decida actuar a tono a lo que dicta la ley en lo sucesivo.

Por esta razón, son muchos los profesionales involucrados dentro del trabajo con reos: abogados, psicólogos, sociólogos, religiosos, entre otros.

Al definir estos tres objetivos, resulta mucho más fácil establecer  para qué sirve el derecho penitenciario. 

Y es que su finalidad principal intrínseca es asegurar que la sociedad esté libre de acciones que evitan la convivencia en paz y tranquilidad.

Quiere decir, en pocas palabras, que busca realizar una limpieza de individuos que tienen actitudes perjudiciales.

De esta forma, los ciudadanos pueden desarrollar una vida mucho más tranquila y desarrollarse sin complicaciones externas, en resguardo de sus vidas y sus propiedades.

¿Dónde se regula el derecho penitenciario?

La regulación del derecho penitenciario está basada, principalmente, en la Constitución Española.

Pero además de eso, existe el Código Penal, la Ley General de Penitenciaria y el Reglamento Penitenciario.

Para lo que no está contemplado en ninguno de estos ordenamientos, se hace uso de elementos de jurisprudencia.

También son de utilidad las normativas que se generan por parte de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y que circulan con cierta regularidad.

En este caso, a diferencia de lo dispuesto en otras ramas del derecho, la costumbre no forma parte de la estructura legal. Esto se debe a que, aún cuando se trate de delitos, siempre deben privar las garantías.

Y, como ya se ha mencionado antes, antiguamente los actos delictivos eran castigados con formas bastante humillantes y poco convencionales.

derecho penitenciarioIncluso existen hoy países que aceptan dentro de los castigos aplicados a ciertos  tipos de delitos, la pena de muerte.  Pero esta es ejecutada a través de inyecciones letales. Lo cual no genera ningún tipo de sufrimiento en la persona a ejecutar.

El derecho penitenciario es mucho más complejo de lo que se podría pensar, pues es un trabajo de castigo contra seres humanos.

Lo que es un hecho que es necesario  aplicar el peso de la ley para corregir,  pero sabiendo que existen límites establecidos en los derechos y las garantías.

Sin embargo, sin el derecho penitenciario sería bastante más difícil mantener en orden todo lo que sucede después de que una persona ha sido sentenciada.

Así que lo que se espera es que, a medida que avance el tiempo, este se vaya perfeccionando aún más. Y, en este sentido, las estadísticas cada vez muestren más individuos que han sido reinsertados eficazmente en la sociedad.

Pin It on Pinterest