Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

Pensión Alimenticia: [Concepto, Cantidades y Requisitos a Cumplir]

  

La pensión alimenticia se define como la cantidad mínima designada por un juez para manutención de alguien que no puede tener ingresos por sí mismo.

Lo más probable que se deba a que es menor de edad, pero también puede suceder cuando son hijos con incapacidad.

Es un término que igualmente puede aparecer enmarcado en las relaciones entre parientes que adquieren una obligación para con sus familiares.

Pero es importante recalcar que el concepto es especialmente usado en los casos de separación o divorcio.

Esto es para determinar la cantidad de dinero que debe  ser aportada para la manutención de los hijos. 

Los deudores de esta pensión son los progenitores que adquieren la obligación desde el momento del nacimiento. En muchos casos, por desconocimiento de la Ley, el padre que ejerce la guarda y custodia priva a sus hijos del disfrute de este dinero extra.

Pero hoy develaremos todos los aspectos que guardan relación con el tema y que serán de utilidad para hacerle frente a estas situaciones.

 

¿Qué es la pensión de alimentos?

Es la cantidad mínima que debe ser aportada para cubrir las necesidades básicas de los hijos.

Estos hijos dependen de sus progenitores para su sostén. La cantidad que debe ser entregada es fijada por un juez.

Cuando hay un divorcio y hay hijos, se habla de que se produce un divorcio contencioso.

Esto se refiere a que hay cuestiones que deben ser discutidas en detalle para que mediante sentencia sean resueltas de la mejor manera.

Una de las cosas que se determina en medio de esta situación es lo concerniente a quién ejercerá la guarda y custodia sobre los hijos. Una vez que se ha definido este tema, viene lo concerniente a la manutención.

Realmente lo que se busca es que esta sea compartida con la mayor equidad posible entre ambos progenitores. La legislación establece la pensión alimenticia como una forma de protección de los hijos en relación de dependencia.

Hay que acotar que la pensión de alimentación es pagada por el progenitor que no tiene la custodia del hijo.

Esto supone  que deberá realizar el pago de la cantidad estipulada para cubrir una parte de los gastos del hijo.

El progenitor que tiene asignada la custodia cubre también una parte de los gastos que genera la manutención del menor o dependiente.

 

¿Qué gastos se incluyen en la pensión alimenticia?

La pensión alimenticia comprende los gastos generados por concepto de: sustento, vivienda, vestido, educación y gastos durante el embarazo y el parto.

pensión alimentariaEsto está establecido dentro del artículo 142 del Código Civil de España.

El desarrollo integral de un individuo comprende muchos aspectos importantes tanto físicos como emocionales que no pueden ser dejados a la deriva. El Estado intenta servir como una especie de tutor que vela porque los niños menores puedan tener la satisfacción de sus necesidades básicas.

Aún cuando no se mencione de manera específica en el artículo en cuestión, la manutención de los hijos también comprende los gastos que se pueden generar por la atención y cuidado de la salud de los mismos.

Digamos que estos se exponen como situaciones esporádicas, tal como correspondería también, por ejemplo, a las vacaciones de verano Si bien es cierto que lo más recomendable es que los padres mantengan buena relación, esto no siempre es posible.

De aquí que muchas veces este tipo de acciones se ejercen como una obligación por parte de un juzgado y no como el sano cumplimiento del deber que corresponde.

 

¿Por qué es importante está pensión?

Los vínculos existentes entre los progenitores y sus descendientes no se rompen, aún cuando la relación de pareja haya sido disuelta.

Cuando un matrimonio tiene hijos es consciente de que estos no van a tener la capacidad física ni mental de satisfacer sus propias necesidades. Es decir, no van a ser independientes.

Esto, lógicamente, es mientras dure el tiempo de preparación para después hacerse cargo de sus propias necesidades.

Por ello, hay que saber que se adquieren una serie de obligaciones de la que deben responsabilizarse aún cuando se produzca una disolución del vínculo matrimonial. 

El establecimiento de la pensión alimenticia intenta garantizar de manera legal la manutención del niño.

Esto evitará que pueda quedar en un estado de desamparo por parte de sus  progenitores y suponiendo un riesgo a su supervivencia. 

 

¿Cuándo te interesa reclamar esta pensión por alimentos?

La pensión alimenticia se puede reclamar desde el mismo momento en que la relación de matrimonio ha sido disuelta.

De hecho, aquí el propio menor o dependiente tiene derecho a hacer el reclamo de la pensión por alimentos.

No se trata de un derecho del que se pueda elegir o renunciar.

Siempre que exista la necesidad de la misma es imprescindible hacer el reclamo de lo que la ley estipula como legítimo derecho.

Ejemplo
Imagina que un niño de 12 años vive con su padre que tiene un trabajo estable pero cuyos gastos mensuales son bastante elevados. Sin embargo, su madre goza de un puesto distinguido dentro de una empresa de renombre y tiene una vida muy confortable.

El padre, por asuntos personales, no desea solicitar la pensión de alimentos que le corresponde a su hijo, por derecho y también como método de apoyo familiar. Pues bien, el menor, en su propio entendimiento de la situación puede solicitar que este derecho le sea respetado y cumplido.

 

¿Cuánto debe pagar el padre o la madre por pensión alimenticia?

En España no está definida una cantidad mínima específica que deba ser consignada para la manutención de los hijos.

Las instituciones y los jueces establecen que  la cantidad estipulada debe cubrir las necesidades básicas antes descritas. 

Para ello, se hacen cálculos y se toma mucho en cuenta los ingresos mensuales de los progenitores y sus posibilidades reales. Algunos progenitores pueden aducir que no cuentan con los recursos necesarios para cumplir esta obligación.

El desempleo, la ausencia de un ingreso propio fijo o estable no son impedimentos para fijar esta cantidad mínima mencionada. 

La obligación persiste a pesar de que puedan ser expuestas estas razones y debe ser satisfecha de manera plena.

En casos como el esbozado en el párrafo anterior, generalmente los jueces establecen una cantidad mínima que sirve como complemento para los gastos de la manutención de los hijos.

El padre que tiene la obligación de aportar la pensión alimenticia hará un esfuerzo para contribuir con el importe monetario que sea establecido por el juez.

 La cantidad estipulada va a depender de los ingresos personales  que perciba y también influye la cantidad de hijos que haya en el vínculo matrimonial y que sean dependientes de este.

A mayor número de hijos o mayores necesidades especiales de parte de estos, mayor será la cantidad que el juez puede y debe solicitar.

 

¿Quién es el acreedor de los alimentos?

El acreedor de los alimentos en una pensión alimenticia es quien cobra la pensión. Es decir, quien se beneficia del derecho establecido por la legislación.
En buena parte de los casos de pensión alimenticia, el acreedor o acreedores serán menores de edad. Sin embargo, esto evita que puedan hacer un uso normal y disponer del dinero que el progenitor deba suministrar.

Debido a esto, el progenitor que tiene la custodia es quien recibirá el dinero estipulado como pensión alimenticia.

Es importante acotar que la totalidad de este aporte debe  estar encaminado a  satisfacer las necesidades del menor y no debe ser usado para otros fines. 

De producirse un hecho en el que el acreedor o los acreedores no estén recibiendo por entero el aporte de la pensión alimenticia, el juez puede tomar las medidas pertinentes para subsanar la situación.

 

¿Cuál es la pensión mínima por alimentos?

La Ley no ha delimitado una cantidad específica que deba ser pagada al acreedor de la pensión para cubrir los gastos mínimos de su manutención.

Sin embargo, los jueces pueden establecer el monto del aporte al revisar cada caso en particular.

Entre los factores que pueden tomar en cuenta para determinar de una manera congruente el monto mínimo a pagar como pensión alimenticia están:

  1. El ingreso de cada progenitor.
  2. El lugar que se tenga de residencia.
  3. Los gastos mensuales mínimos de manutención de cada niño en particular.
  4. La cantidad de hijos en común, entre otros.

En muchos casos  el pago está supeditado al nivel de ingreso que pueda tener el progenitor.  Esto se debe a que no se puede establecer una obligación elevada si se determina que el mismo no puede pagarla.

De esta manera, la obligación no va a resultar en un cargo oneroso para quien la cumple. Pero sí será suficiente para cubrir, en conjunto con el aporte que hace quien tiene la custodia, las necesidades básicas del menor o menores.

La tranquilidad física y mental de los niños es muy influenciada por las posibilidades que tiene de llevar una vida normal.

Y para la normalidad, se necesita tener buena alimentación, vestido acorde a su edad, educación de calidad, eventuales paseos, etc.

Todo esto debe privar como un asunto de interés entre los padres  y es precisamente el objetivo de la pensión alimenticia.

 

Enviar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest