Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

Derecho Civil: ¿Qué es y Para qué sirve? [Guía Completa]

Dentro del derecho es indispensable poner especial atención a las  relaciones entre las personas y de esto se encarga el derecho civil. 

Se trata de una sección del derecho privado desde el que se desprenden otras especializaciones que guardan relación entre las personas.

Un ejemplo claro es el derecho mercantilEsta aclaratoria le confiere entonces una condición específica que establece que no solo se orienta a la persona física, sino también a la persona jurídica.

Como está muy vinculada a la vida en sociedad, todos tenemos algún tipo de contacto con él.

Por esta razón, vale la pena conocer aspectos generales del derecho civil que nos guíen en el camino de una correcta vida en sociedad.

Así que, vamos a ello.

¿Qué es el derecho civil?

El derecho civil comprende una serie de normas que ayudan a facilitar la vida dentro de la sociedad.

Es precisamente en esta categoría que se enmarcan las nociones claves de la persona (física o jurídica), tanto a nivel interpersonal como patrimonial.

Toda la información referente a esta área del derecho está contenida en el Código Civil.

Para entender el derecho civil hay que tener claridad sobre la necesidad de regir los procesos que hacemos los humanos. Aunque se incluyan las personas jurídicas, estas son manejadas por personas físicas.

Entonces se puede decir que lo que busca el derecho civil es mantener la paz y el orden de todos los seres que conviven en una sociedad.

¿Para qué sirve el derecho civil?

El derecho civil sirve para dar claridad en torno a todo lo que él mismo involucra y que se encuentra vinculado al ser humano.

En este sentido, permite regular todos los actos que involucran al ser humano y que guardan relación con aspectos como la ciudadanía o la familia.

Su estudio, análisis y práctica se hace fundamental en cualquier sociedad que desee trabajar organizadamente y en paz.

¿Qué estudia el Código Civil?

Se puede decir que el Código Civil es la representación en papel del derecho civil.

A través de él se establecen  pautas claras en torno a la vida del ser humano  y de sus posteriores relaciones con el entorno.

Por ende, el Código Civil es una herramienta de mucho valor en cualquier sociedad y tiende a ser muy extensa, pues contempla muchos aspectos.

En nuestro país, el Código Civil se formuló y aprobó por los años de 1889, por lo que su edad es bastante antigua. No obstante, a propósito de las modificaciones que ha sufrido la sociedad de entonces a la de ahora, se le han ejecutado 45 reformas.

También hay que tener presente que este documento no incluye la totalidad de aspectos que debería en materia de derecho civil.

Por ello, se apoya en otros instrumentos legales para hacer frente a cualquier omisión o laguna que exista.

¿Qué hace un abogado civilista?

Al tener entendimiento en lo que se refiere al derecho civil, es más fácil encontrar el objetivo del abogado civilista.

Y es que precisamente él es el profesional del derecho que se encarga de hacer que todos los derechos, deberes, procedimientos y demás que estén contenidos en el Código Civil se cumplan.

A lo largo de nuestra historia estaremos sometidos a ciertos procesos vinculados al código civil y para los cuales hará falta un abogado civilista.

Uno de los más comunes es por  asuntos de divorcio y custodia de niños,  pero también en base al tema de las herencias.

Por ello es que una de las ramas más difundidas del derecho es la civil, porque se refiere a asuntos del día a día en la vida humana.

Un abogado civilista también se puede encargar de la redacción y supervisión de muchos tipos de contrato:

¿Cuál es el significado de la palabra civil?

La palabra civil se usa como adjetivo para darle  cualidad a cualquier persona de ser un ciudadano común, no militar. 

Esta palabra es proveniente del latín civilis que quería decir que existía una vinculación con los ciudadanos y la ciudadanía.

Lo civil también se desvincula de las personas que cumplen una función eclesiástica, pues estos manejan una distinción diferente aunque en materia de derechos se rigen por el mismo Código Civil.

¿Qué tipos de derecho civil existen?

El derecho civil se organiza en varias partes que permiten que su estudio y cumplimentación se lleven a cabo de la forma más organizada posible.

En general son subdivisiones del mismo derecho civil que han hecho los estudiosos de la materia.

Esto es con el fin de referirse a lo que tiene que ver con esos puntos específicos más fácilmente.

Lo personal

 Trata todo lo referente al ser humano como ente individual. 

Es justo en esta parte que se genera lo referente a la nacionalidad, las formas de obtención de la misma, el domicilio, etc.

También se establecen los vínculos jurídicos que existen entre los individuos y la extensión de la vida.

Los bienes

Aquí se estudia los derechos de adquisición preferente, la propiedad y posesión, el derecho hipotecario y los derechos reales de goce.

Quiere decir que forja  la relación entre los individuos y el derecho que ejercen sobre determinado bien. 

Se vinculan entonces, los tipos de propiedades, las formas de obtención, el uso y disfrute, etc.

La familia

Se dice que la familia es el centro fundamental de la sociedad y su formación está sujeta a diversos aspectos legales.

 Se trabaja el matrimonio, las relaciones que se derivan de él,  la descendencia y todo lo que conlleve una vinculación patrimonial en base a estos elementos.

También se hace referencia a los grados de consanguineidad y los derechos y deberes que surgen de cualquier relación de esta naturaleza.

La responsabilidad civil

Nadie desea que sus bienes y propiedades sean dañados, de ninguna forma, por un tercero.

En caso de que esto ocurra, lo mínimo que se espera es la reparación o indemnización de lo afectado.

Para ello existe la responsabilidad civil y su objetivo principal es asegurar que  cualquier daño a la propiedad privada sea reparado. 

Los contratos

Se refiere a todo lo que involucra el régimen general que se obtiene por obligaciones y contratos.

En la vida social es común realizar negociaciones que deben tener un fundamento legal para que se pueda solicitar su validez ante los organismos competentes.

Esto es básico, sobre todo, cuando el contrato se realiza con fines comerciales o de venta, donde existe la presencia de un intercambio comercial.

Pero también se puede dar en casos en que sea conveniente un respaldo legal ante determinada acción, como acuerdos entre vecinos, por ejemplo.

Herencias y sucesiones

El derecho civil también trata sobre el derecho a heredar y su legitimidad. 

¿Problemas a la hora de heredar un bien? Un abogado civilista te puede ayudar.

Según el ángulo de amplitud

Muchos países disponen de un solo Código Civil que reúne toda la información concerniente a esta temática.

Sin embargo, también se da el caso de países que cuentan con varios códigos y que son aplicables según ciertos parámetros.

Por ejemplo:
Por ejemplo, se puede dar el caso de que exista un código federal y uno regional.

En el primer caso será aplicable en toda la extensión del país, mientras que en el segundo solo se irá a un área específica.

Estos códigos pueden guardar similitud en sus disposiciones o tener variantes entre uno y otro aspecto.

¿Qué es una demanda civil y cuánto tiempo tarda en llegar?

Una demanda civil es un acto de solicitud de reconocimiento de derechos que una persona tramita ante un juez.

Esta persona puede ser física o jurídica.

La solicitud puede derivarse por haberse visto vulnerado algún derecho y se busca la restitución o como estrategia para la indemnización por algún daño.

Todas las demandas que se imponen dentro de la sociedad son de carácter civil. Solo se perfila una de estas como penal cuando existe la posibilidad de que el acto cometido haya sido con promoción delictiva.

Este tipo de procedimiento difiere en buena medida de las denuncias, pues estas son promovidas a través de organismos de autoridad pública.

Sin embargo en la demanda el asunto es un poco más complejo y se necesita contar con un asesor en materia legal, es decir, un abogado civilista.

También hace falta disponer de los datos de la persona que ha sido demandada, de forma que en la presentación se identifique tanto al demandante como al demandado.

Para llevar a cabo una demanda civil, el demandante debe informar al juez de varios elementos vinculados a la solicitud:

  1. Las razones que han motivado a ejercer la demanda. Si ha sido vulneración de derechos ha de exponerse con mucha claridad todo lo que tenga que ver con esto.
  2. Lo que se desea obtener. En este caso puede tratarse de una indemnización, un resultado, una acción, etc. por ejemplo, en una demanda de divorcio puede desearse solo la disolución del matrimonio y también una indemnización en caso de haber surgido violencia doméstica durante el mismo.
  3. Las normas, leyes y demás apoyos legales que sustentan el procedimiento.

 Un dato muy importante  que se hace necesario aclarar en este punto es que la demanda corre en base a lo que se desea obtener desde el principio.

Quiere decir que si se pide el divorcio pero no se establece la indemnización, esta no formará parte del resultado luego de que se haga la disolución del matrimonio.

Ahora bien, las demandas civiles son notificadas a través de una notificación emitida desde el tribunal competente. Los tiempos para recibir esta notificación  son variables en dependencia al caso  y a la información que se tenga sobre el mismo.

Todos estos procesos pasan por un tema de admisión que influye directamente en la validación del caso y la ejecución de los pasos para llegar a acuerdos o al juicio.

También es importante destacar que aquí tiene mucha relevancia el lugar donde esté radicado el demandado y la facilidad que exista para ubicarlo. Cada demanda es un caso muy particular que guarda relación con aspectos como la facilidad para encontrar una solución en alguna etapa.

Por esta razón se sabe de casos que pueden durar desde un mes hasta un par de años.

Por ejemplo:
Una de las formas más básicas para evitar pasar por el mal rato de una demanda civil, aunque no seamos profesionales del derecho, es conociendo la ley.

En la mayoría de los países se establece la premisa de que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. Por ende, puedes ser culpable de cualquier asunto aún sin conocer que esto es tomado como una falta.

Por ejemplo:
Por ejemplo, puedes tener música a todo volumen en plena noche en tu casa y divertirte mucho. Pero esto sin dudas afectará el orden público y la comodidad en el descanso de tus vecinos, lo que podría generar un episodio de disputa legal. 

Sí, estás dentro de tu casa que es tu propiedad y donde tienes derecho a la intimidad.  Pero también se debe estar consciente de que el uso y disfrute de tus derechos no causen daños en los del resto de las personas.

Por lo demás, es posible llevar una vida muy normal dentro de los márgenes de la ley.

¿Cómo surge el derecho civil?

El origen del derecho civil  se establece en la sociedad romana,  justo es allí que se formuló como parte de los derechos de los ciudadanos.

Tiempo después este evolucionó del mismo modo que lo hicieron las sociedades, encontrando el camino para perfeccionarse en torno a su campo de acción.

El primer código que se perfiló en este sentido fue el Código Napoleónico, el cual se estructuró durante el año 1804.

A partir de allí surgieron otros códigos a los que vale la pena referirse, dentro de los cuales uno de los más destacados fue el código chileno. Este fue redactado por Andrés Bello y salió a la luz pública en el año 1857.

En los años subsiguientes, muchos países más se enfilaron en esta área del derecho, presentando modelos en Alemania, Suiza, México, entre otros.

Pin It on Pinterest