Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

Delito de Injurias: ¿Qué es? [Tipos, Clasificación y Penas]

   

Resumen del artículo:
  • ¿Qué es? El término injuria proviene del latín iniuira (“ofensa” o “agravio inferido a una persona”) y hace referencia a las acciones o expresiones que lesionen, de alguna forma, la dignidad de otra persona.
  • El delito de injuria se define jurídicamente como toda acción o expresión encaminada a lesionar la dignidad de otra persona.
  • Gracias a que los derechos humanos son fundamentales para del desarrollo social de nuestro país, es un tema delicado e importante.
  • Existen un sujeto activo y un sujeto pasivo en el delito de injurias.
  • Las injurias pueden ser clasificadas como leves o graves, dependiendo de quién, qué y cómo se hayan cometido.
  • Existe una diferencia entre injuriar y difamar: En el caso de la injuria, a la víctima se le acusa de una conducta va en contra de su integridad y en el caso de la difamación se trata de información falsa que daña su imagen.
  • En caso de creer que uno ha sido injuriado, deberá proceder a demandar a la persona que ha cometido el delito.

¿Qué es injuriar a una persona?

Básicamente, se trata de divulgar información que no es cierta sobre una persona y que hace daño a la integridad personal.

La información que se divulga sobre la persona debe reunir dos condiciones básicas.

Información falsa

En primer lugar la información divulgada debe ser falsa, es decir, carecer de toda veracidad.

Causar perjuicio

Y por otro lado, para que sea considerado una injuria,  la mencionada información debe causar perjuicio de alguna manera a la persona de quien se habla.  Este perjuicio afecta la dignidad, la honra de la persona.

Por ejemplo
Se injuria a una persona al decir alguna cosa sobre ella que fue comentada por un tercero pero de cuya información no se tiene certeza.

Y esta información daña directamente a la integridad de esa persona.

Por ejemplo
Si una persona A dice a una B que una persona C (la víctima de sexo masculino) es despectiva y grosera con las mujeres, se estaría ante una injuria si es un comentario falso.

¿Qué es, en derecho, el delito de injuria?

El delito de injuria se define jurídicamente como toda acción o expresión encaminada a lesionar la dignidad de otra persona.

Esta definición y todo lo concerniente a este tipo de delito se encuentra incluido en el código penal.

Está enmarcada dentro del título XI con el encabezado “Delitos contra el honor”. Específicamente en el capítulo II, bajo el apartado “De la injuria”. En los artículos 208 a 210 se desglosa las indicaciones pertinentes.

La injuria junto con  la calumnia se encuentra incluida en los llamados delitos contra el honor.  Estos delitos son cometidos con la intencionalidad de dañar la reputación de la persona afectada.

Sujeto pasivo

Entrando en detalles sobre este tipo de delito puede decirse que el sujeto pasivo de este tipo de delito lo constituye la persona que recibe la injuria. Es decir, aquella persona que ve afectada su reputación y su honra por la información falsa que se hace circular sobre ella.

Puede tratarse de cualquier persona.

 Incluso los funcionarios públicos pueden ser víctimas de esto cuando se les acusa falsamente de acciones relacionadas con la integridad personal con que ejercen sus funciones.

Sujeto activo

En cuanto al sujeto activo de este delito se trata de la persona que se dedica a esparcir el rumor o la información falsa sobre la víctima.

La intención de este hecho siempre será causar un perjuicio a la honra, a la buena fama y al buen nombre de la otra persona.

Este delito puede presentarse en dos variantes: leve o grave, según los efectos o consecuencias que tenga para la víctima. 

Tipos de delitos de injuria

Injurias leves

En el caso de una injuria leve, la pena sólo será de localización permanente por un lapso que puede ser de entre 5 a 30 días.

También se puede imponer una multa de entre 1 y 4 meses como pena.

Tratándose de injurias leves sólo serán penadas cuando se hayan cometido en perjuicio de personas que hayan estado o estén ligadas por afectividad. De lo contrario no se impone pena alguna si se trata de una injuria breve.

Injurias graves

Ahora bien, cuando se habla de injurias graves la legislación apunta en otro sentido. Una de las condiciones para que una injuria se considere grave lo constituye  que está se cometa con publicidad. 

En este caso, se refiere a que se haga difusión de esto a través de medios publicitarios.

Los medios publicitarios pueden ser los tradicionales como  la prensa, la radio y la televisión.  Pero también pueden ser medios de difusión modernos como las redes sociales.

Siendo esto así, la pena aplicada será de  multa de un mínimo de tres meses,  pudiendo alcanzar un máximo de catorce meses.

Sólo hay una forma de que una persona que haya sido acusada de cometer un delito de injuria  quede exenta de la correspondiente pena.  Esto sucederá si el acusado de este delito puede comprobar la veracidad de sus afirmaciones.

Ahora bien, si efectivamente el acusado ha cometido una injuria deberá cumplir la condena impuesta por la Ley. Aunado a esto, la sentencia condenatoria deberá ser publicada como una medida de reparación para con la víctima. 

Esto como una manera de mostrar a la opinión pública que los comentarios hechos por el acusado correspondían a injurias. El objetivo que se busca es reparar el daño que se ha causado al honor de la víctima de este tipo de delitos.

¿Qué diferencia hay entre injuriar y difamar?

En el caso de la injuria, a la víctima se le acusa de una conducta va en contra de su integridad y en el caso de la difamación se trata de información falsa que daña su imagen.

 En el delito de honor conocido como injuria, la víctima ve afectada su integridad personal y su moral y ética se ponen en duda por medio de la ofensa.

En cuando a la difamación, la situación es diferente. En este caso la falsedad que se difunde no pasa de ser  una información que atenta contra la dignidad de la víctima y causa un daño importante a su imagen. 

Para comprender con mayor facilidad ambos conceptos, dejamos dos ejemplos:

Por ejemplo
Caso 1 (injuria): en una oficina un hombre señala que cierta mujer es bastante fácil de manipular para mantener relaciones sexuales.
Por ejemplo
Caso 2 (difamación): en una oficina una mujer señala que tengan cuidado con cierto hombre porque acostumbra a robar las pertenencias de otros.
Solución:
Como es lógico, en ambos casos  se trata de información que genera daños a la reputación de una persona. 

Sin embargo, en el primero se nota que la ofensa va estrechamente vinculada a la persona afectada que lo máximo que causará es recibir atenciones con intenciones oscuras de parte de los hombres.

Y hasta puede que a los que ya tengan pareja o no se dejen llevar por esta clase de cosas , no le hagan caso. Pero en el segundo, se daña directamente la imagen del hombre, nadie se sentirá seguro a su alrededor.

Probablemente las personas empiecen inventase excusas para no tenerlo cerca de sus cosas y a dejarlo fuera cuando se hagan reuniones extras a la oficina.

¿Cuándo se puede considerar que es un delito de injurias?

Se está ante un delito de injurias cuando se ha difundido información falsa sobre una persona con el fin de dañar sus principios e integridad.

La injuria es un delito que comete  quien con mala intención hace comentarios encaminados a manchar la reputación o el honor de otra. 

La persona que difunde o esparce la información está plenamente consciente de que se trata de falsedades.

Aún así, no se detiene y continúa con sus acciones  sabiendo que está cometiendo un delito. 

Cualquier persona que tiene conocimiento de que otra está difundiendo información falsa sobre ella puede tomar las acciones necesarias.

¿Cómo proceder si crees que han cometido un delito de injurias sobre tu persona?

El primer paso para lograr hacer frente a este tipo de delito es hacer una denuncia formal ante las autoridades competentes.

Este tipo de delitos nos son perseguidos de oficio, es necesario que la víctima interponga una demanda exigiendo la reparación del daño sufrido.

Sólo la víctima, o en su defecto el representante legal de la misma, están autorizados para formular la denuncia. Ahora bien, la legislación hace una excepción.

¿Cuándo puede ser perseguido de oficio?

Si el delito de injuria tiene como víctima a una persona que ejerce un cargo público, este delito podrá ser perseguido de oficio.

Esto si la injuria tiene que ver con  las funciones inherentes al cargo que desempeña el funcionario. 

Aún cuando la pena impuesta por el delito de injuria pueda parecer mínima, no se puede negar la necesidad de que esta conducta sea castigada. Se trata de acciones que lesionan bienes inherentes a las personas como su dignidad, su honor y su buen nombre.

Además de eso, tanto la injuria, como la difamación y las calumnias  pueden generar conflictos sociales graves a cualquier individuo.  Estos conflictos son capaces de afectar su estabilidad emocional y autoestima.

 

Enviar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest