Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

El Usufructo: ¿Qué es? ¿Cómo funciona? [Ejemplos, Ventajas y Desventajas]

El usufructo es la potestad que tiene una persona para decidir sobre algo, pero que no se reconoce como propietario.

De esta forma, el que obtiene el usufructo puede hacer uso de la propiedad y servirse de todo lo que ella genere.

 Mientras que el propietario goza de su reconocimiento como dueño  de lo que se amparado bajo el usufructo.

En ocasiones esta condición puede ser mal vista por la evidente pérdida de valor que se le genera a la propiedad en detrimento al valor del dueño.

Y, por esa razón, se han planteado distintos elementos en función a esta condición.

Todo ello lo revisaremos a continuación, echa un vistazo 🙂

¿Qué es el usufructo en derecho?

El usufructo es entendible como una condición en la que una persona A ejerce el derecho, goce y disfrute de una propiedad.

Sin embargo, esta le pertenece legalmente a una persona B. Está regulado en el derecho civil.

Quiere decir, que  quien ejerce el derecho de usufructo usará la propiedad según sus necesidades, sin que el propietario tenga influencia. 

Por ejemplo
Si existe un terreno de siembra de naranja en usufructo, el sembrador ejerce la función de la persona A. Lo que habría que definir es quién es la persona B que podría ser el Estado o algún particular.

usufructo vitalicio de casaEl caso es que el sembrador tendrá oportunidad de avanzar en todos los períodos de siembra que le sea posible y recibir los beneficios por eso.

Beneficios que no alcanzarán, en primera línea, al propietario.

Existen distintas razones que podrían llevar a esta condición  y no todas son por problemas legales. 

Más adelante las exploraremos todas.

¿Qué ventajas y desventajas tiene?

Las ventajas y desventajas del usufructo van directamente vinculadas a la persona a la que se refiera el acto.

Ventajas

El usufructuario o persona que tiene el disfrute de la propiedad, tiene como ventaja evidente que podrá gozar de todo lo que esta genere.

Si es una casa, podrá vivir en ella y aprovechar ese techo. Si es un terreno, podrá sembrar y utilizar los frutos.

Desventajas

usufructoSin embargo, su principal desventaja es que si tiene el deseo de venderla porque no hará más uso de ella, no podrá ejecutar esta acción legalmente.

En el caso del propietario, su principal ventaja es que tiene a bien reclamar su propiedad cuando el usufructo se extinga y hacer lo que desee con ella.

Pero, como es lógico, su mayor desventaja es no gozar de los beneficios que la propiedad genere mientras otro tenga el usufructo.

¿Qué significa un usufructo vitalicio de una propiedad?

Cuando se hace referencia a que algo es  vitalicio es que es de por vida. 

Esto quiere decir que el usufructo vitalicio es el que transfiere los derechos de una propiedad al usufructuario por todo el tiempo que dure su vida.

Como es lógico, la única forma que existe para que este derecho se extinga es con la muerte.

Generalmente,  este sistema de usufructo se da en familias, por asuntos de herencia, etc. 

¿Cuánto vale un usufructo vitalicio?

Para hacer el cálculo del usufructo vitalicio, se debe recurrir a una serie de cálculos matemáticos que se amparan bajo la conocida regla del 89.

En primera instancia hay que advertir que este  es un cálculo para evitar inconvenientes entre el usufructuario y el que posee la nuda propiedad

usufructo y nuda propiedadLa nuda propiedad se concibe como el derecho de propiedad que tiene el dueño y que, en líneas generales, siempre tiende a valer mucho más que el usufructo.

Esto lleva a la clara situación de que el valor de una propiedad se compone de dos elementos: el valor del usufructo y el valor de la nuda propiedad.

Entonces, el cálculo iría en función de establecer el número 89, menos la edad que tiene actualmente el usufructuario.

Quedaría establecido así:

Valor del usufructo (%)  = 89 – edad del usufructuario

En dependencia a la edad del usufructuario,  se establecen dos condiciones: 

  1. El porcentaje máximo de valor de usufructo al que se puede aspirar es de 70%.
  2. Para el porcentaje mínimo se establece un 10%.

Entonces, lo que corresponde hacer es el cálculo en función de las condiciones antes descritas.

Por ejemplo
Susana ha fallecido e hizo ciertas indicaciones en su testamento. Su casa quedará en propiedad de su nieto Lucas. Sin embargo, el usufructo vitalicio estará establecido en manos de su hijo Gonzalo (el papá de Lucas).

De esta forma, el cálculo de valor del usufructo correspondería a la edad que Gonzalo tenga en el momento de la muerte de su madre. Supongamos que son 54 años.

Entonces, el valor del usufructo es de 35% (89 menos los 54).

Es así que el usufructo a nombre de Gonzalo será de 35% y la nuda propiedad a nombre de su hijo Lucas será de 65%.

 Al momento que Gonzalo fallezca, el 100% del valor de la propiedad pasará a manos de Lucas. 

¿Cuándo se extingue o acaba un usufructo?

El usufructo puede extinguirse por distintos motivos. El primero, como es lógico pensar, es por la muerte del usufructuario, al menos en el usufructo vitalicio.

usufructo temporal o vitalicioSin embargo,  el artículo 513 del Código Civil es bien explícito al formular las razones que llevan a esta extinción.

Allí también se menciona que se puede extinguir porque se culminó el plazo o el objetivo para el cual fue destinado el usufructo.

También es posible que el usufructuario decida no continuar haciendo uso del derecho y emita una renuncia formal.

Por otro lado, existe siempre la posibilidad de que ocurra una pérdida del bien. Por ejemplo, si es una casa y esta se quema en su totalidad. En caso de que suceda la quema parcial de la casa, basándonos en el ejemplo anterior, el usufructo continuará en la parte restante.

Otra forma es porque el cuerpo de Estado así lo establezca, sea por solicitud de quien dispone de la nuda propiedad o por cualquier otro interés.

Aunque parece lógico que si la propiedad bajo usufructo no se administre correctamente, vuelva a manos de su dueños, esto no es así.

Se han dado casos en que el propietario afectado  solicita la intervención de la Ley y obtiene el beneficio. 

No obstante, no siempre es así y en caso de obtenerlo, tendrá siempre que devengar una cuota al usufructuario de lo obtenido tras su uso.

¿Se puede cancelar un usufructo?

Sí se puede cancelar un usufructo y, de hecho, es un paso obligatorio al momento en que una persona fallece.

Esta cancelación se debe realizar ante el Registro con una solicitud privada que incluya como soporte el acta de defunción del usufructuario.

Asimismo  hay que acompañar esto con una carta privada donde se solicite el levantamiento del usufructo y que debe ir firmada por el que tenga a disposición la nuda propiedad. 

Este último documento deberá estar aprobado por un notario.

En caso de que el usufructuario por voluntad propia sea quien haya decidido renunciar, aplicará el mismo criterio.

Sin embargo, en vez del acta de defunción  deberá emitirse la carta de renuncia, debidamente notariada. 

¿Es transmisible un usufructo?

Sí, el usufructo es transmisible.

 Existen distintas modalidades para avanzar en este sentido. 

Arrendamiento del usufructo

La primera supone que una persona que goza de la totalidad del valor de una propiedad, puede arrendar su usufructo.

También es posible que lo deje sin intercambio oneroso a una tercera persona por cualquier razón, lo más probable por asuntos familiares.

Transmisión mediante herencia

El usufructo, como ya hemos visto más arriba, también se puede transmitir mediante una herencia, a través de un testamento.

La cuestión es que todas estas formas de llevar a cabo la transmisión del usufructo deben tener como pilar fundamental la voluntad del propietario. 

¿Sabías qué...?
Generalmente, el cónyuge del fallecido dispone del usufructo vitalicio de la vivienda.

En ocasiones, esta transmisión se ve supeditada a alguna condición para que se dé su disfrute.

Por ejemplo
Un señor puede dejar el usufructo de sus campos de siembra a su nieto, pero este solo podrá ejecutarlo a partir de los 30 años.

¿Cuáles son los usufructos más habituales?

Usufructo vitalicio

El usufructo más habitual, sin lugar a dudas, es el vitalicio. Este expone que una persona gozará del usufructo de determinado bien hasta el día en que fallezca.

Puede estar determinado expresamente en el documento esta condición o simplemente no establecer ninguna fecha de extinción, por lo que se asume que es vitalicio. 

Usufructo temporal

En el caso opuesto, está el usufructo temporal. Este se da generalmente por cuestiones de negocios.

En este tipo de usufructo, el contrato establece un período de finalización que deberá respetarse al momento en que se haya llegado a la fecha. El propietario en ese momento valorará si le es conveniente realizar una renovación. 

El usufructo es una medida que ha funcionado dentro de la sociedad desde hace bastante tiempo. En los casos en los cuales se sigue la disposición apropiadamente, los resultados son realmente positivos.

Además, no hay que dejar de ver que esta es, con toda probabilidad,  la última voluntad del antiguo propietario, en caso de una herencia o del propietario actual si ha decidido darlo en vida. 

 

Enviar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest