Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com
Select Page

Legítima Defensa: [Concepto, Ejemplos, Penas y Exoneración]

Inicio » Delito » Legítima Defensa

Puntos importantes sobre la legítima defensa:
  • La defensa legítima o legítima defensa es el proceso mediante el cual una persona comete un delito de forma justificada, cuyo principal objetivo es defenderse a si mismo o a los suyos.
  • En la mayoría de los casos se genera como mecanismo para evitar que otra persona cometa algún daño.
  • Los requisitos para que haya legítima defensa son: agresión, necesidad de defensa, la objetividad en la defensa, parte subjetiva.
  • El significado básico de autodefensa se refiere a defenderse a uno mismo. Se utiliza como un sinónimo para la defensa legítima, legítima defensa o defensa propia.

   

¿Qué es la defensa legítima?

La defensa legítima es una acción que realiza una persona contra otra con el fin de protegerse, proteger a terceros o a bienes jurídicos.

Su uso está plenamente establecido dentro de la Ley y la mayoría de las naciones del mundo reconocen la importancia de su implementación.

Gracias a este mecanismo, muchas personas que han sido víctimas de agresiones en algún momento tuvieron oportunidad de salir ilesas del ataque.

La principal premisa que domina en torno a toda esta temática es la obligatoriedad de preservar la vida como derecho fundamental de cualquier ser humano.

Por ejemplo:
Un ejemplo de una situación que pueda desencadenar una reacción de defensa legítima es el siguiente:

Supóngase que un individuo entra en casa de una familia durante la madrugada a robar.

El dueño de la casa dispone de un arma reglamentaria y, en un determinado momento, dispara al ladrón en una pierna.

El objetivo principal es preservar la vida y, en este caso, el dueño de casa estaría eximido de la culpa por el daño ocasionado en el ladrón.

¿Cuáles son los requisitos de la legítima defensa?

Para que la legítima defensa sea  considerada como tal han de cumplirse los siguientes requisitos: 

Agresión

Debe existir una agresión que pueda comprobarse y donde existan una o varias víctimas en el hecho.

En este punto es importante detallar que la agresión debe ser una acción y no una supuesta acción.

Tal y como se ejemplifica en el apartado anterior, existe una acción. Pero si el ladrón solo hubiese estado caminando por la calle, no hay razón para utilizar la legítima defensa.

Necesidad de defensa

Se refiere a que el acto necesita ser repelido a través de una acción de defensa para evitar que se genere un mal mayor.

Por ejemplo:
En el ejemplo anterior, si el dueño de casa amenaza y el ladrón se rinde, no cabría la necesidad de defensa.

Pero si este amenaza a su esposa o uno de sus hijos, es necesario actuar.

La objetividad en la defensa

Significa que el acto de defensa debe verse como tal y no como una acción precipitada y no correspondida al hecho.

Existen ciertos elementos que no forman parte de la legítima defensa aunque se hayan hecho en ocasión de esta.

Por ejemplo, si el dueño de casa le da 20 disparos al ladrón.

Parte subjetiva

Establece acciones que responden en legítima defensa pero que no existen pruebas en ese instante que así lo respalden.

Siguiendo con el ejemplo antes mencionado y suponiendo que el malhechor se ha rendido, puede que el dueño de casa al voltearse, el maleante intente dispararle.

Si el dueño de casa es más rápido y le dispara primero se tomará como legítima defensa, aunque no tenía conciencia de lo que sucedería.

¿Cuál es el significado de autodefensa?

El significado básico de autodefensa se refiere a defenderse a uno mismo. Se utiliza como un sinónimo para la defensa legítima, legítima defensa o defensa propia.

Es uno de los conceptos más utilizados a nivel mundial es el hecho de que cada persona tiene derecho a velar por su propia integridad y la de los suyos.

¿Vale siempre la legítima defensa?

No.

El problema es que muchas veces dicho derecho se puede malinterpretar y utilizar para otros intereses.

Por ejemplo:
Unos ladrones entran a robar a una casa.

El propietario no denuncia dicho robo, puesto que el dinero que han obtenido los ladrones era de origen fraudulento. El propietario sabe que los ladrones repetirán el golpe, por lo que les espera con un arma de fuego. Cuando aparecen, dispara dañando a uno o varios.

¿Se podría tratar de legítima defensa?

Es complicado saberlo. De ahí la importancia que tienen los jueces a la hora de estudiar cada caso en concreto y dictar sentencia al respecto.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest