Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

Uno de los tipos de ingresos que se pueden obtener en el IRPF, es el de rendimientos de capital inmobiliario. Estos se originan principalmente por el alquiler de una vivienda o de un inmueble.

Dicho rendimiento se calcula en base a unos ingresos y a unos gastos. Los gastos deducibles en el alquiler de un inmueble los puedes ver en esta lista. Por otro lado, hay que determinan qué gastos se consideran como reparación y conservación y cuál es su límite de deducibilidad.

Serán gastos de conservación y reparación deducibles del rendimiento del capital inmobiliario:

  1. Los efectuados regularmente con la finalidad de mantener el uso normal de los bienes materiales, como el pintado, revoco o arreglo de instalaciones.
  2. Los de sustitución de elementos, como instalaciones de calefacción, ascensor, puertas de seguridad u otros.

No son deducibles las cantidades destinadas a ampliación o mejora.

El importe máximo deducible por los gastos de reparación y conservación del inmueble no podrá exceder, para cada bien o derecho, de la cuantía de los rendimientos íntegros obtenidos. El exceso se podrá deducir en los cuatro años siguientes con el mismo límite. Dicho límite se aplicará conjuntamente con los intereses y demás gastos de financiación.

Artículo 23 .1 a) 1º Ley 35 / 2006 , de 28 de noviembre de 2006 
Artículo 13 .a) Real Decreto 439 / 2007 , de 30 de marzo de 2007

Fuente: AEAT

Pin It on Pinterest