Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

Dos personas adquieren una finca, siendo el precio de adquisición de 200.000€. Dos años después se disuelve la comunidad de bienes, dividiendo la finca y quedando cada comunero con la mitad ¿Deben tributar en ese momento por la adjudicación de su parte?

La normativa establece que en aquellos casos en los que únicamente se produzca la división de un bien común o en la disolución de comunidades de bienes, no tendrá lugar en ese momento una variación en la composición del patrimonio del contribuyente.

Es decir, al disolverse la comunidad de bienes y quedarse cada comunero con la mitad de la finca, no se producirá  una ganancia o pérdida patrimonial. No obstante, en el patrimonio de cada uno de ellos deberá figurar como valor de adquisición 100.000€ (mitad del total), sin que pueda actualizarse el valor de adquisición y tomando como fecha de adquisición.

No obstante, hay que tener en cuenta que es necesario que la adjudicación se corresponda con la cuota de titularidad, pues en caso de existir un exceso de adjudicación, tal exceso sí dará lugar a una ganancia o pérdida patrimonial. Igualmente se produce una alteración patrimonial si al hacer la división se acuerda adjudicar el bien a una de las partes compensado en metálico a la otra.

Recursos:

Pin It on Pinterest