Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com
Select Page

Tipos de Sentencias: ¿Cuáles hay y qué significan?

Inicio » Tipos de sentencias

 

Una sentencia es un documento que responde a una acción judicial donde se pone fin a un proceso. Este proceso tuvo como objetivo de demostrar si una persona era culpable o inocente de determinada situación.

Por lo que la sentencia se encarga de fijar posición acerca de si ese individuo es absuelto o se le aplica la condena que corresponda.

 

Sentencias según la materia a tratar

Cada tema es resuelto dentro de un tribunal especializado en ello. Esto facilita que todo el personal involucrado, comenzando por los jueces, tengan oportunidad de conocer los detalles que la Ley establece para esa materia.

La principal razón es que se orienta a que un tribunal no puede atender en el mismo día casos de divorcios, asesinatos, estafas, entre otros.

Por lo que cuando se habla de sentencias según la materia, se establecen las que son de tipo penal, civil, mercantil, etcétera.

 

Sentencias según la forma utilizada para su publicación

En la gran mayoría de los casos, las sentencias son presentadas de forma oral en el juicio y escritas como método de formalización.

Sin embargo, también existen algunos casos donde es permitido que la sentencia solo se establezca de forma oral.

De esta manera tenemos las sentencias orales y escritas.

Sentencias según los efectos que genere

Cada sentencia surtirá un efecto en quienes se encuentran involucrados en el proceso. Ya vimos que una forma es la absolutoria que no genera en el demandado ningún tipo de pena.

Condenatorias

Una buena razón para que esto ocurra es la falta de pruebas que le incriminen o que estas sean de condición circunstancial. También están las sentencias condenatorias que dan culpabilidad del hecho y establecer el tipo de pena a cumplir.

Esta pena puede ir desde privar de libertad hasta el compensación de daños. Pero dentro de esta categoría todavía se incluyen dos tipos más.

 

Carácter constitutivo

Las de carácter constitutivo son utilizadas dentro de los procesos civiles con el fin de generar una vinculación, modificar una ya existente o dar por terminada la situación.

Declarativas

Por último están las declarativas que genera que exista una sentencia sobre un hecho que ya estaba establecido, pero que era necesario el apoyo judicial.

Sentencias según lo que logra la resolución

En esta categoría se identifica el alcance que tiene una sentencia. Tenemos el caso de las sentencias que tienen una condición de ser firmes y donde no es posible que se tenga recurrencia en torno al mismo tema.

También es posible que se den aquellas recurribles o no firmes donde el asunto admita el uso de otros recursos de carácter ordinario o extraordinario. En estos dos casos se hace clara referencia a los casos que pueden o no ser impugnados.

También se puede manejar en función a la profundidad con que se trabaje el tema.

Por ello están las sentencias interlocutorias donde no se trabaja el tema a fondo o se ejecutan procesos que no giran en torno al asunto principal.

En el caso de las definitivas son las que se utilizan para tratar los temas en su totalidad, con la profundidad que se merece.

 

Sentencias según la instancia

Este apartado hace referencia a las condiciones de tribunal que se han seguido para el proceso en cuestión. Está la instancia única que son casos que se trabajan de forma absoluta y donde no existe cabida para apelaciones ni consignación extra de recursos.

Están también los casos que se generan en primera instancia, cuyas decisiones se pueden impugnar y entonces pasar el caso a un tribunal de instancia superior.

Se establece que al pasar un caso por primera instancia este es revisado por primera vez.

Durante este proceso el juez a cargo se encargará de revisar todos los documentos, testimonios y demás elementos que se vinculen al caso y den proximidad a la realidad del hecho.

Pero cuando la sentencia no coincide con las partes implicadas, se puede trabajar con la segunda instancia o instancia ulterior. Se trata de los tribunales superiores que hacen una revisión pormenorizada que ya posee una sentencia.

La idea es determinar si lo aplicado está acorde a la Ley y al conjunto de respaldos que acompañan la sentencia. De estar correcto todo el procedimiento, la sentencia se mantendrá.

En caso de que se consiga algún fallo o se deje constancia de que el caso no ha sido tratado de forma correcta, se podría anular la anterior.

También es posible que el juez de segunda instancia se decida a hacer el cambio que considere pertinente.

 

Veamos un ejemplo de cómo pueden funcionar estas sentencias:
Si una pareja decide romper la relación matrimonial que mantienen, trabajarán con un tribunal de asuntos civiles.

Además de eso, se tratará de una sentencia de instancia única ya que no existen elementos que permitan impugnar un divorcio. En todo caso, lo que se podría trabajar es lo referente a la patria potestad de los hijos y la distribución de los bienes.

Es una sentencia que se realizará de forma escrita y que tendrá un carácter constitutivo. Y, por último, será una sentencia firme y definitiva porque se dará resolución al asunto de una vez.

Por lo tanto podemos confirmar lo dicho más arriba sobre el hecho de que una sentencia puede ser de distintos tipos a la vez. En este caso es civil, única, escrita, constitutiva, firme y definitiva.

Pin It on Pinterest