Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

Tiempo estimado de lectura: 5 minutos

Quizás te dé pereza. Quizás no te llame la atención. En cualquier caso, si eres empresario, debes leer el siguiente párrafo:

Hay conceptos que todo empresario/emprendedor debería de conocer y dominar y que además, resultan de vital importancia en el desarrollo de su actividad empresarial. La liquidez financiera o económica de una pequeña empresa es algo que puede resultar crítico en su evolución. Ya sea para bien o para mal.

La liquidez de una empresa es la cantidad de efectivo o caja que tiene para afrontar los pagos de sus deudas, ya sean financieras o con acreedores/proveedores. Por lo tanto, es el líquido (cash) generado por las ventas que se han producido. Se podría decir que una empresa tiene poca liquidez o es poco líquida cuando tiene serios problemas para afrontar los pagos para con sus obligaciones.

Una empresa puede tener montañas de activos, pero estos activos no ser líquidos. Por ejemplo, una vivienda es un activo poco líquido. Puede valer 100.000€, pero puedes tardar meses o años en venderla y obtener el efectivo.

Por lo tanto, la clave está en entender lo siguiente:

¿Por qué la liquidez es un concepto tan importante para el pequeño empresario?

Básicamente porque de ella depende en un porcentaje muy elevado que la empresa tenga salud financiera o no. Tener liquidez es fundamental para que el empresario pueda afrontar el pago de sus deudas a corto plazo y que por lo tanto pueda continuar con su actividad y generar negocio. Una de las causas más comunes por las que una empresa echa el cierre es por tener problemas de liquidez. Su Cash Flow no es suficientemente elevado como para continuar con la actividad, y la empresa se endeuda (para obtener más caja). Endeudándose aumentan los gastos financieros, por lo que si la empresa no aumenta sus márgenes y/o sus ventas el nivel de liquidez baja. Es la pescadilla que se muerde la cola.

Principales razones de que una empresa tenga poca liquidez

Ya no sólo a nivel micro empresa es un concepto que todo empresario debe dominar. Las grandes empresas también determinan en muchas ocasiones su nivel de salud financiera en base al líquido que poseen y al nivel de endeudamiento que tienen. Un claro ejemplo durante estos últimos años ha sido Inditex. La empresa de Amancio Ortega se ha caracterizado por tener en su balance uno de los mejores niveles de liquidez y bajo endeudamiento. En la cotización del Ibex 35 podemos ver su evolución en los últimos 5 años.

Las principales causas por las que una empresa empieza a tener problemas de liquidez son:

1. Una mala planificación financiera.

En muchas ocasiones el pequeño empresario/emprendedor tiene pocos conocimientos en materia financiera. Todo empresario debería de tener una base al respecto. Como por ejemplo, conocer el concepto de liquidez financiera en el balance de una empresa. Si no se realiza una buena planificación financiera, ya sea en el comienzo o cuando se quiere hacer una ampliación en el negocio de la empresa, a medio y largo plazo puede resultar vital para el desarrollo de la empresa.

Una mala planificación financiera sucede cuando:

-No se tienen en cuenta cosas básicas como los niveles de endeudamiento que va a tener la empresa y sus correspondientes gastos financieros.

-No se tienen en cuenta los gastos fijos, como por ejemplo el alquiler del negocio, los sueldos y salarios, el consumo de electricidad, etc.

-Se hace una valoración de los ingresos futuros demasiado optimista. En cualquier caso y para realizar una planificación financiera, es mejor ponerse en el peor escenario. Cuidado, cuando se está emprendiendo un nuevo proyecto, se tiende a ser muy optimista. Esto es muy bueno para el emprendedor y para su nuevo negocio, sin embargo, a nivel económico y en cuanto a las previsiones, conviene siempre ser cauto, muy cauto.

2. Los márgenes de nuestros productos bajan

En un sector que se puede volver maduro y en el que se entra en la “guerra de precios”, los primeros afectados son los pequeños empresarios, que ven reducidos sus márgenes. Tener un margen pequeño significa que la empresa no tiene una buena ventaja competitiva o que la competencia es demasiado feroz. Unos márgenes pequeños conllevan a que se reduzca la liquidez poco a poco. En el caso de que por el otro lado no se hayan controlado los gastos, la empresa a nivel financiero se puede ver muy afectada.

3. Mezclar la economía empresarial con la economía doméstica

En muchas ocasiones y por falta de formación financiera, el pequeño empresario mezcla ambas economía. Es decir, mezcla lo que tiene que ingresar y pagar en casa, con lo que tiene que ingresar y pagar en la empresa. Todo es uno. Esto puede ser un grave error, porque el nivel de control financiero y económica de la empresa baja muchísimo. Como la empresa está soportando pagos de otro lado, que nada tienen que que ver con la actividad, la liquidez se ve afectada. Se ingresa dinero, pero se va por otro lado y no se sabe muy por dónde.

Además, muchos empresarios, que sobretodo hoy en día tienen una situación económica delicada, debido a que su empresa no anda en el mejor de los momentos, aguantan reduciendo costes al máximo e incluso entrando en “guerra de precios”. La situación financiera de la empresa dice claramente que el empresario debería de cerrar, puesto que cada día que pasa se endeuda un poco más y pierda activo (puede llegar fácilmente al nivel personal). El empresario mantiene como puede la empresa a flote, porque ésta genera un excedente, un pequeño efectivo, que le permite poder vivir. Es decir, pagar la comida, agua, su propia vivienda, mantener a su familia, etc. El problema de esto, es que volvemos a la pescadilla que se muerde la cola. El empresario se está endeudando cada vez más y más. Sin darse cuenta. Y puede acabar por perder todo.

¿Cómo evitar la situación de falta de liquidez?

Volvemos al punto 1. Con una buena planificación financiera en el momento en que se vaya a llevar un cambio estructural en la empresa. Sería bueno realizarla incluso al comienzo de cada ejercicio. Si la empresa va a intentar expandirse y a abrir más tiendas, por ejemplo, se deben de tener en cuenta el posible nivel de ingresos que van a tener esas nuevas tiendas (siendo pesimistas) y los costes fijos que van a tener los nuevos establecimientos, como el sueldo de los trabajadores, o el alquiler.

Además de ello, no mezclar la economía doméstica con la empresarial es fundamental. Para ello, el empresario/emprendedor tiene diferentes mecanismos. Como puede ser una nómina a final de mes cuando se trata de una SL (Sociedad Limitada). Esta nómina se debe tener en cuenta como un gasto fijo más. La parte positiva de ello es que el empresario puede regularla en un comienzo, en base a lo que genera la empresa. Sin embargo, tiene que ser estricto y fiel a los números que está generando el negocio y no pasarse, porque en dicho caso la liquidez de la empresa se ve afectada y por lo tanto, su salud financiera también. En el caso de ser un empresario/emprendedor Persona Física, la cosa cambia. Lo que puede hacer el empresario es retirar una parte del excedente, en forma de beneficio empresarial. Volviendo a lo dicho anteriormente, es de suma importancia ser fiel con los números que arroja la empresa y con los pagos y obligaciones que tenemos pendientes.

Por ejemplo, un pequeño negocio, que en general cobra todo por cash, debe de ingresar en el banco las cantidades suficientes como para poder afrontar las deudas financieras que tenga pendientes y/o si los proveedores cargan las facturas emitidas directamente. En el caso de que dicho cash se separase (es decir, una parte fuera a la economía doméstica y otra a la cuenta del banco) y las cantidades depositadas no fueran suficientes, a corto/medio plazo la empresa podría tener serios problemas de liquidez. A nivel bancario, en cuanto la empresa entra en números rojos las comisiones por dicha situación son gigantescas. A nivel de proveedores, éstos pueden dejar de enviar género, por lo que nuestra empresa ve afectada seriamente su nivel de actividad.

Grandes inversores como Warren Buffet le dan mucha importancia al nivel de cash que genera y tiene una empresa. Para Buffet es fundamental que una empresa pueda generar líquido con facilidad, y para eso existen dos puntos muy importantes a nivel financiero:

  • El primero es que la empresa tenga un alto margen sobre sus productos. Esto quiere decir, en muchas ocasiones, que la empresa tiene una ventaja competitiva importante respecto a su competencia. Y que muy probablemente dicha ventaja es duradera en el tiempo.
  • Que la empresa esté poco endeudada. Si la empresa está poco endeuda sus gastos financieros son menores y sus obligaciones también.
  • Finalmente, que haya negociado bien el tiempo de pago y cobro con sus proveedores y clientes, respectivamente. Es decir, puede ser que se cobre a 30 días y se pague a 45 días. Este margen puede ser corto si nuestros clientes no pasan por su mejor situación. Si algunos de tus clientes se retrasa en el cobro, nosotros también nos podemos ver retrasados en nuestros pagos. Y de ser así, puede que no nos sirvan género de ningún tipo. Por lo que nuestra actividad se ve afectada. Realizar una buena y estricta negociación con nuestros clientes y proveedores en cuanto al cobro y pago de las facturas puede ser fundamental en la liquidez de nuestra empresa.

Pin It on Pinterest