Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

De acuerdo con la definición de gastos de personal contenida en la Tercera Parte del Plan General de Contabilidad, se incluyen en los mismos, las retribuciones al personal, cualquiera que sea la forma o el concepto por el que se satisfacen, cuotas de la Seguridad Social a cargo de la empresa y los demás gastos de carácter social y, en particular, las indemnizaciones por despido.

Sin embargo, de acuerdo con la letra c) del artículo 15 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, no tendrán la consideración de gastos fiscalmente deducibles, entre otros, las multas y sanciones penales y administrativas. En el caso planteado, en virtud de lo establecido en el artículo 123 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, se impone un recargo al empresario infractor como responsable de una falta relacionada con las medidas de seguridad e higiene en el trabajo.

En consecuencia, en la medida que la cantidad que se ha de satisfacer se deriva de la responsabilidad de la empresa por la muerte de un trabajador, responsabilidad declarada en virtud de resolución administrativa de la Entidad Gestora competente, la misma no puede calificarse como gasto de carácter social sino que al derivarse de una infracción administrativa tiene la consideración de sanción no deducible a efectos de determinar la base imponible del Impuesto sobre Sociedades.

Recursos:

  • AEAT
  • Consulta de la D.G.T. 2217 – 00 , de 04 de diciembre de 2000.
  • Consulta Vinculante de la D.G.T. V 1695 – 07 , de 30 de julio de 2007. 

Pin It on Pinterest