Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com
Select Page

Principales Diferencias entre Hurto y Robo: [Guía Completa]

Inicio » Derecho » Penal » Hurto » Diferencia con el Robo

 

Principales diferencias entre el hurto y el robo
  • El hurto y el robo son acciones mediante las cuales una persona toma una o varias cosas que no le pertenecen, sin autorización legítima del dueño.
  • En ambos casos se considera que se ha cometido un delito, pues el que ha actuado se aprovecha de su fuerza o ventaja sobre un tercero.
  • Socialmente se suelen utilizar ambos términos como sinónimos, pero a nivel legal existe mucha diferencia.
  • Se considera robo cuando se emplea la fuerza, violencia o intimidación para conseguir el bien ajeno.
  • En el hurto se extrae la pertenencia sin hacer daño, probablemente el afectado no se dé ni cuenta de que esto ocurrió.
  • El robo siempre implicará el uso de la fuerza física, aún cuando esta no es aplicada a una persona.
  • Las penas aplicadas al hurto tienen relación directa al valor monetario que tiene la cosa que fue hurtada.
  • Existen hurtos leves y hurtos agravados.

 

¿Qué diferencia hay entre hurto y robo?

Se considera robo cuando se emplea la fuerza, violencia o intimidación para conseguir el bien ajeno.

En el hurto se extrae la pertenencia sin hacer daño, probablemente el afectado no se dé ni cuenta de que esto ocurrió.

Esto quiere decir, que los robos estriban en amenazas o el uso del daño físico para lograr despojar a la víctima de sus bienes. 

Mientras que en el hurto, se realiza mediante un descuido u olvido del objeto o cosa extraída, o bien con una extracción no detectada.

Veamos cada situación con un ejemplo:

 

Caso 1
Una persona camina por una calle poco transitada y sale a su encuentro un ladrón que le propina dos o más golpes para quitarle su teléfono móvil. En este caso estamos ante una evidente situación de robo.
Caso 2
Una persona va caminando por una calle muy transitada y se detiene a esperar que el semáforo cambie la luz para cruzar. Lleva su teléfono móvil de forma visible en un compartimento de la mochila y el hurtador lo extrae sin que se dé cuenta. Aquí es un caso de hurto.
Fíjate que en ambos casos el bien que se ha quitado a la persona es un teléfono móvil.

Sin embargo, en el robo es capaz de ver a su agresor y es consciente de que le quitó bienes de su propiedad.

En el segundo caso, la persona afectada solo está haciendo lo que probablemente hace todos los días y es bastante posible que se entere de que el móvil no lo tiene en la mochila después de llegar a su casa.

¿Cuándo es hurto?

Como ya hemos visto más arriba, se considera hurto cuando se extrae una pertenencia sin el uso de violencia.

No obstante, para aclarar aún más las situaciones en que estas situaciones son posibles de ver, dejamos estos tres ejemplos:

Ejemplo 1
Cuando una persona entra a una tienda y se lleva algún producto sin pagarlo.
Ejemplo 2
El empleado que realiza labores domésticas en una casa o empresa y extrae un bien para su uso personal.
Ejemplo 3
La conexión ilegal a un sistema de red pública, como el de energía eléctrica o de aguas blancas.

 

En todos estos casos existe un hurto, aún cuando en el caso tres la víctima sea el propio Estado.

En general, lo que se quiere hacer ver es que  no necesariamente tiene que ser una persona física, también puede ser una jurídica, pública o privada. 

¿Cuándo es robo?

El robo siempre implicará el uso de la fuerza física, aún cuando esta no es aplicada a una persona.

En este caso veamos algunos ejemplos:

Ejemplo 1
Cuando un ladrón entra a una casa durante la noche, ya sea rompiendo una ventana o la puerta de entrada.
Ejemplo 2
Cuando en una empresa se ha alterado el correcto funcionamiento de la alarma para que no detecte a los posibles ladrones.
Ejemplo 3
Si en una tienda se rompe el candado de un armario para extraer lo que hay dentro.

En todos estos casos no hay violencia física contra una persona, a menos que se percaten de lo que está sucediendo.

Sin embargo,  sí se está haciendo uso de la fuerza para adueñarse de una o varias cosas. 

 

¿Qué penas tiene el hurto?

Las penas aplicadas al hurto tienen relación directa al valor monetario que tiene la cosa que fue hurtada.

En primera instancia, la Ley clasifica al hurto como una modalidad básica cuando lo que se ha extraído (o la suma de todo lo hurtado en caso de que sea más de una) supere los 400 euros.

En este caso, la persona que comete el hurto deberá realizar un pago de pena bajo privación de libertad que va de seis a dieciocho meses. 

El tiempo será definido en función a la gravedad del hecho.

 

Hurto leve

Por ejemplo
No será igual haber cogido un par de zapatos de una tienda que una pieza de una máquina de producción de alimentos de una empresa.

El segundo tipo de hurto reflejado en la ley es el hurto leve.

En este caso, se clasifican los actos que han llevado a tomar cosas que valen menos de 400 euros.

Aún así, la privativa de libertad también es utilizada como castigo, solo que se reduce la cantidad de tiempo que puede ser entre uno y tres meses.

Hurto agravado

Por último, está el hurto agravado y que es el más complicado de todos.

Aquí, el valor de la cosa hurtada en términos monetarios no es muy importante, sino sus condiciones de valor para el Estado. 

Se incluyen los objetos de importancia histórica, cultural, artística o científica.

Generalmente, estos objetos pertenecen a museos, ayuntamientos, ferias eventuales, iglesias, etc.

Para una persona que comete este delito, la pena que deberá cumplir va de uno a tres años bajo privación de libertad.

 

¿Qué penas tiene el robo?

Tal como sucede en el caso de hurto, el delito de robo tiene distintas modalidades para considerar la pena a ser impuesta al infractor.

En general, se establece que esta pena será con obligatoria privación de libertad y que puede ir de uno hasta cinco o seis años, según las condiciones del acto.

De esta manera tenemos que:

  1. Si el hecho ha sido perpetrado en cualquier lugar que estuviese habitado, el delicuente deberá cumplir entre dos a cinco años (La Ley establece que una casa está habitada aún cuando las personas estén fuera de ella, por vacaciones por ejemplo). Pero, si no había personas allí dentro o se trata de un local fuera del horario laboral, irá de uno a cinco años.
  2. Si el local o negocio está abierto y hay libre circulación de personas en él y se da el caso de robo, el malhechor deberá pagar de tres años y medio a cinco años.
  3. En caso de que se establezcan las condiciones previstas en el punto uno, pero estas causen un efecto muy grave sobre las personas robadas o el negocio, la pena será de dos a seis años.
  4. Cuando las personas son directamente afectadas, ya sea con motivo de intimidación o violencia se aplicará una pena de dos a cinco años. Si se ha suscitado al mismo tiempo violencia doméstica, la pena podría aumentar.

Hay que advertir que  en todos estos casos de robo existirá la fuerza física. 

 

No obstante, cuando haya uso de armas de fuego, armas blancas o cualquier otro tipo de herramienta muy peligrosa, las penas irán en la mitad superior del rango establecido por la ley.

Por ejemplo
Si un delincuente entra a robar una panadería en horario laboral, la pena debería ir de tres años y medio a cinco años.

Pero si utiliza un arma de fuego para intimidar a los presentes, esta solo podrá ubicarse de cuatro años hacia adelante.

Igualmente, si el acto no conlleva daño a personas o fue hecho de manera que no generara excesivo daño, es la primera vez o existen otros elementos atenuantes, se puede aplicar la pena más baja.

Todas estas disposiciones están expresadas con detalle en los artículos 240, 241 y 242 del Código Penal.

¿Por qué hay diferencia entre hurto y robo?

Hay diferencia entre hurto y robo porque no se le puede dar el mismo tratamiento a actos que utilizaron la fuerza que aquellos que no.

En muchos casos es posible que una persona que cometa hurto  lo haga sin conocimientos de que se trata de un delito. 

Por ejemplo
Un trabajador que se lleva de su oficina una perforadora para hacer algún trabajo en casa y después olvida devolverla.

En cambio, en el robo el delincuente sabe lo que está haciendo y utiliza la fuerza para alcanzar su objetivo.

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest