Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com
Select Page

Proindiviso: ¿Qué es? [Concepto, Uso y Ejemplos Prácticos]

Inicio » Derecho » Civil » Proindiviso

 

Puntos importantes en el proindiviso
  • El proindiviso sucede cuando dos o más personas disfrutan de la titularidad de determinado bien. Lo que implica que tienen un sistema de gestión compartida.
  • El proindiviso hace entonces necesaria la aprobación de todos los involucrados para cualquier acción que se ejecute sobre ella.
  • El proindiviso puede resolverse a través de una división equitativa del bien (si es divisible) o un acuerdo de venta o traspaso (si no es divisible).
  • La titularidad se compone de dos partes: la nuda propiedad y el usufructo. Este último da valor al usuario para gozar del bien.
  • En el caso de que el proindiviso se genere en el usufructo, significará que los copropietarios deberán hacer uso o administrar el bien aunque no sean propietarios.[
  • Si una propiedad está sometida bajo un proindiviso de nuda propiedad, sus copropietarios podrán ostentar la titularidad pero no utilizarlo.
  • El proindiviso de bienes divisibles funciona con la facilidad de que el bien puede ser repartido entre cada uno de sus propietarios.
  • A veces se hace necesario ir a juicio en búsqueda de un apoyo legal que facilite encontrar el mejor camino para resolver la situación.

 

¿Qué significa la expresión proindiviso?

El uso jurídico de la palabra “proindiviso “  hace referencia a que una persona tiene un derecho jurídico sobre una propiedad.

No obstante, esta propiedad no es solo de ella, si no que es un bien compartido.

La mayoría de las veces, estas propiedades son bienes indivisibles, como fincas, casas, empresas, etc. Con el proindiviso todos los dueños tienen su cuota de propiedad aunque esta tiene una condición abstracta, no se establece una división numérica.

 

¿Qué es un proindiviso?

Un proindiviso es la condición jurídica por medio de la cual un bien pertenece a más de un propietario.

Este tipo de situación suele generarse cuando un matrimonio toma la decisión de divorciarse.

Parte del proceso de separación  está orientado a compartir los bienes , sobre todo haciendo referencia a la casa donde establecen su domicilio.

Quiere decir que aún cuando existe una ruptura en la relación matrimonial, siguen siendo copropietarios de la vivienda. También surgen por herencias porque los padres suelen establecer como herederos a todos sus hijos.

O bien, no han dejado testamento y al fallecer este derecho se registra así por considerarse herederos forzosos.

Como es lógico, se trata de una condición que resulta poco beneficiosa para gestionar el bien.

 

¿Cómo se disuelve un proindiviso?

El proindiviso puede resolverse a través de una división equitativa del bien (si es divisible) o un acuerdo de venta o traspaso (si no es divisible).

Los proindiviso que son divisibles, son más fáciles de disolver ya que se dividen o se buscan las salidas más convenientes para cada heredero.

Por ejemplo:
Si se trata de un edificio de cuatro niveles y son cuatro herederos, a cada uno le corresponderá los pisos incluidos en su nivel.

Además, podrían dejar la administración de las áreas comunes en manos de una asociación de vecinos, de manera que no se involucren en este tema.

Como es lógico, será necesario siempre  realizar una evaluación del bien divisible y redactar un documento donde se detallen las condiciones acordadas. 

 

Si el bien es indivisible, será necesario hacer acuerdos que permitan asignar la titularidad a una sola persona. Para esto hay varios mecanismos:

  1. Uno de los propietarios compra las partes del resto. Esto también puede conseguirse los demás copropietarios ceden sus derechos.
  2. Se realice la venta a un tercero y el monto obtenido por la transacción se divida a partes iguales.
  3. Se coloca en alquiler y lo devengado por esta causa se divide entre todos los propietarios.

Cualquiera de estas tres alternativas se pueden lograr de común acuerdo, siendo esta la opción más recomendable.

Pero, de no ocurrir, siempre se podrá avanzar a través de un procedimiento judicial que involucrará a las autoridades.

Estos procedimientos siempre generarán como mecanismo de resolución la venta o subasta del bien.

¿Se puede considerar una comunidad de bienes como proindiviso?

La comunidad de bienes se define como una condición donde varias personas son propietarias de un bien.

En este sistema no son tomadas en cuenta las voluntades de los involucrados, sino que se actúa por efectos de Ley. 

Por lo tanto, para que se genere una comunidad de bienes, el Código Civil plantea en el artículo 392 que debe existir un proindiviso.

Este condicionamiento es importante para evitar confundir este concepto con el de sociedades, donde todos los propietarios se añaden por propia voluntad.

 

Bajo esta aclaración, vale la pena también informar de las condiciones que se generan sobre una comunidad de bienes:

  1. Existe igualdad de participación entre los copropietarios, tanto para los beneficios como para los gastos y demás deudas que se generen.
  2. Las decisiones son tomadas, en gran parte de los casos, con una mayoría simple; aunque siempre existe la posibilidad de recurrir a las autoridades si los resultados obtenidos no son aprobados por alguno de los miembros de la comunidad.
  3. La comunidad de bienes no puede actuar bajo la obligatoriedad de uno de los participantes, por lo que en caso de no desear hacer uso de su parte habrá que hacer la disolución tomando en cuenta los puntos mencionados más arriba.
  4. Los cambios sobre el bien deben suponer un beneficio para la mayoría de los miembros de la comunidad. Si es algo positivo para el bien se considerará de beneficio para todos.

¿Cuándo hay proindiviso de nuda propiedad?

La nuda propiedad establece que una o varias personas tienen la titularidad sobre cierto bien pero no pueden hacer uso de él.

La titularidad se compone de dos partes: la nuda propiedad y el usufructo. Este último da valor al usuario para gozar del bien.

Quiere decir, que si una propiedad está sometida bajo un proindiviso de nuda propiedad, sus copropietarios podrán ostentar la titularidad pero no utilizarlo.

Por ejemplo:
Supongamos que Alberto hace testamento sobre su casa y deja como herederos a sus tres hijos.

No obstante, en la casa habita también su hermana Lucía y no desea dejarla desprotegida si él muere primero.

Entonces Alberto coloca bajo proindiviso la nuda propiedad a nombre de sus hijos y el usufructo a nombre de su hermana.

De esta manera, al morir Alberto, Lucía podrá seguir haciendo uso de las instalaciones y después que el usufructo se agote, los hijos de Alberto tomarán la totalidad de su administración.

 

¿Y de usufructo?

En el caso de que el proindiviso se genere en el usufructo, significará que los copropietarios deberán hacer uso o administrar el bien aunque no sean propietarios.

Con el mismo ejemplo anterior, podemos ver la diferencia:

Por ejemplo:
Si Alberto está casado con una mujer que no es la madre de sus hijos pero aún dos de ellos viven con él, tendrá que pensar muy bien en su testamento.

Lo más factible es dejar la nuda propiedad a nombre de su mujer como dueña del bien.

Pero el usufructo estará a nombre de sus hijos. De esta manera ellos podrán seguir viviendo en esa casa y utilizándola para su disfrute.

Cuando el usufructo se extinga, la esposa de Alberto quedará con todo el beneficio de la propiedad.

 

¿Cómo funciona el proindiviso de bienes divisibles?

El proindiviso de bienes divisibles funciona con la facilidad de que el bien puede ser repartido entre cada uno de sus propietarios.

Se trata de aquellos bienes que tienen una condición específica de divisibilidad y cuya división resulta justa.

Aplica en casos de proindiviso sobre una finca de varias hectáreas que se puede dividir entre los beneficiarios de esta condición de forma equitativa.

¿Y cuando son indivisibles?

La indivisibilidad jurídica se produce bajo tres condiciones principales:

  1. El bien se vuelve inservible para su uso.
  2. El bien ve disminuido su valor.
  3. El bien tiene gastos de mantenimiento muy altos.

En todos estos casos se asume que el bien no podrá sectorizarse como vimos en el ejemplo del apartado anterior.

Por ende, hará falta realiza otro tipo de procedimientos, como la venta del bien o ponerlo en alquiler para así servirse en partes iguales de las ganancias.

¿Cuándo es necesario ir a juicio?

Como es lógico, el proindiviso requiere que todos los propietarios estén de acuerdo en todo, todo el tiempo.

Y, a ciencia cierta, esto es algo bastante difícil.

Por ello, a veces se hace necesario ir a juicio en búsqueda de un apoyo legal que facilite encontrar el mejor camino para resolver la situación.

A nivel legal, este tipo de procedimientos  son llevados ante un tribunal quien decidirá cuál es la mejor acción a tomar según cada caso. 

Ahora bien, para trabajar este aspecto, el bien será representado en visión monetaria pues así será más fácil organizar lo que corresponde a los copropietarios. Además de eso, se establecerá con este dato el mejor camino para conseguir un resultado favorable a la disputa.

En dado caso que este resultado favorable no se obtenga, el tribunal podrá ordenar que se avance con una subasta del bien.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest