Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

El Contrato Blindado: Tipos, Características y Funcionamiento [Guía]

  

El contrato blindado es aquel que protege a una o ambas partes contractuales contra posibles eventualidades, ya sea otorgando indemnizaciones o garantizando ciertos derechos.

  

Tipos de contratos blindados

Si bien, los blindajes se pueden dar en muchos tipos de contratos, en esta ocasión hablaremos de los dos tipos de contrato más comunes, en los cuales se anexa cláusulas especiales para proteger a una o ambas partes contratantes.

  • Contrato laboral blindado.
  • Contrato de alquiler blindado.

  

Contrato de trabajo blindado

Es aquel por el que se obliga a conceder una importante indemnización económica al contratado si el contratante decide rescindirlo.

Mediante el blindaje de un contrato laboral, el trabajador puede pactar una indemnización, que recibirá aparte de la legal. No obstante, esta retribución está sometida a tributación y a cotización, al contrario de lo que sucede con la indemnización común.

  

Cláusulas especiales de un contrato de trabajo blindado

Exclusividad

Consiste en que el trabajador no podrá trabajar por cuenta propia ni hacerlo para otras empresas. Así mismo, existen contratos de exclusividad bilaterales, donde ambas partes se obligan a trabajar exclusivamente entre sí.

La cláusula de exclusividad es una constante en los contratos de alta dirección.

  

Pacto de permanencia

Es aquel donde el empresario recibe una indemnización en el caso de que un empleado deje su puesto de trabajo, siempre que este haya recibido una especialización profesional pagada por el mismo empresario.

El pacto de permanencia tiene la finalidad de que el trabajador que ha recibido dicha especialización permanezca en la empresa durante un período de tiempo de hasta dos años, de forma que la inversión en él rinda frutos para la empresa.

No competencia

Las cláusulas de no competencia impiden a un empleado trabajar para la competencia después de abandonar la empresa para la que trabajaban.

Esta cláusula es también muy común en los contratos de alta dirección, donde los directivos que dejan una empresa reciben un alta compensación para no trabajar con la competencia directa.

  

Confidencialidad

Su objetivo es resguardar la información sensible de una empresa de manera que no salga a la luz pública.

Así mismo, hay ciertas cláusulas que impiden al trabajador aparecer en foros, seminarios o conferencias. Cuando estos eventos significan una remuneración económica para el trabajador, este puede exigir una indemnización a la empresa a cambio de no aceptar aparecer en ellos.

Situaciones que blindan contra el despido

Así como existen contratos blindados que le dan ciertas garantías a empresarios o trabajadores, también existen ciertas situaciones que impiden que una empresa despida a su trabajador sin una justificación objetiva.

  

Ser delegado de personal o sindical

Los delegados de personal y miembros del comité de la empresa son elegidos por votación entre los trabajadores de la misma empresa. Por su parte, los delegados sindicales son elegidos por los trabajadores afiliados a determinado sindicato.

  • En ajustes de plantilla estos trabajadores gozan de prioridad de permanencia, respecto a los demás empleados
  • Mientras ejerzan sus funciones no podrán ser despedidos. Cuando dejen de ejercerlas gozarán de un año de protección contra el despido.
  • Ante un despido improcedente, podrán elegir entre ser readmitidos o indemnizados.

  

Reducción voluntaria de la jornada

La reducción voluntaria de jornada por guarda legal de menores, discapacitados o familiares protege al trabajador contra el despido. Esta protección se extiende hasta que el menor cumpla 12 años o el familiar enfermo fallezca o sane.

Maternidad

Ninguna trabajadora puede ser despedida, bajo ninguna circunstancia, durante los nueve meses de embarazo y hasta que el bebé cumpla nueve meses de vida.

Si la trabajadora desea extender su protección puede solicitar una reducción voluntaria de jornada.

Excedencia por cuidado

Esta protección opera durante la excedencia por cuidado de un hijo o familiar de hasta 2º grado.

Si bien, las desventajas de la excedencia es que el trabajador no cobra, el periodo cuenta a efectos de antigüedad.

  

Otros permisos

El trabajador se encuentra protegido de despido cuando goza de los siguientes permisos:

  • Maternidad.
  • Paternidad.
  • Adopción.
  • Acogimiento.
  • Riesgo durante el embarazo o la lactancia.
  • Cualquier enfermedad causada por el embarazo o el parto.

Si al ejercer estos derechos la empresa decide despedir al trabajador, ésta deberá de probar con causas objetivas la justificación de dicho despido. De lo contrario se dará sentencia de despido nulo y readmisión inmediata.

Demandar o denunciar a la empresa

El despido a consecuencia de una demanda es considerado como nulo, por considerarse de una violación de derecho fundamental.

Lo mismo ocurre cuando el despido es consecuencia de una reclamación de derechos a la empresa o una denuncia por parte del trabajador.

  

Discriminación

No se puede despedir por motivos de discriminación o que atenten contra los derechos fundamentales del trabajador.

Víctimas de violencia de género

Las trabajadoras víctimas de violencia género que ejerzan su derecho a reducir la jornada o a un cambio de centro de trabajo.

Puntos importantes a tener en cuenta

Si bien, la empresa siempre puede despedir a un trabajador, aunque se encuentre protegido, es necesario que el despido sea declarado sea procedente.

En este sentido  es importante tener en cuenta  que:

  • Quien decide si el despido es procedente, improcedente o nulo es el juez, no la empresa.
  • La empresa es la que debe demostrar las causas objetivas del despido.

Contrato de alquiler blindado

Se trata de un contrato de alquiler que  amplía la protección del propietario  y le ofrecen determinadas garantías.

  

Características del contrato de alquiler blindado

La diferencia principal entre los contratos de alquiler ordinarios y un contrato de alquiler blindado es que  estos últimos cuentan con una serie de cláusulas que protegen al arrendador  en caso de que el inquilino deje de pagar o, en caso de cualquier otra eventualidad suscitada por algún problema de tipo legal.

Estos documentos, que se pueden adquirir en agencias inmobiliarias, despacho de abogados o estancos, contienen el compromiso por parte de la Corte de Arbitraje de tener una sentencia firme y de obligado cumplimiento en un máximo de 30 días.

Así, el propietario  paga una cantidad económica para blindar el contrato  y a las que debe acudir en caso de problemas con el inquilino.

De esta manera, se evita tener que acudir a la vía judicial en caso de conflicto ya que será un árbitro quien dicte la sentencia en pocos días, en comparación con los varios meses de media que tarda un tribunal convencional.

Las cláusulas que normalmente se suelen incluir son:

  • Desalojo de la vivienda en días, sin necesidad de acudir a la vía judicial ordinaria.
  • Embargo de las cuentas bancarias del inquilino en caso de incumplimiento de pago.
  • Impedimento para el deudor para salir del país.
  • Penalización por incumplimiento de contrato transcurridos los 6 meses.

Pin It on Pinterest