Teléfono: +34 871 95 10 67 - Dirección: Foners, número 7, Piso 3, Puerta 303 - 07006 Palma de Mallorca info@proquoabogados.com

De acuerdo con lo que dicen las estadísticas, cerca de dos tercios de la empresas que se inician no aguantan al primer año de vida. La estadística aumenta si tenemos en cuenta dos años en vez de uno.

Si no quieres pertenecer a esta gran mayoría y quieres que el proyecto o negocio que emprendas aguante este año de inicio, requerirá gran parte de tu tiempo. Muchas ganas. Y mucha paciencia.

Aunque todas las empresas son diferentes y tienen sus peculiaridades, existen una serie de errores comunes que repiten periódicamente las personas que inician un proyecto. Conocer estos errores y NO cometerlos, puede ayudar a que el proyecto salga adelante.

1. Pensar que lo único que necesitas es una idea

Hay muchas más cosas necesarias. La idea es sólo el comienzo. Necesitas detallar y plasmas dicha idea. Necesitas una estrategia y un plan de acción. Necesitas que la idea esté bien ejecutada. Con un coste asequible. Con un colchón de caja suficiente.

Las ideas son importantes. Pero no se ponen en marcha por si solas.

2. No tener una buena base administrativa

La administración de una empresa en muchas ocasiones se deja de lado. Sin embargo, supone un punto clave que el propio empresario conozca los márgenes que tienen sus productos. Así como los costes y los gastos fijos.

Además de todo esto, empezar cualquier proyecto en España es complicado a nivel burocrático. Existe un entramado de impuestos complejo y no fácil de digerir. Pero al que estarás obligado en cuanto tu empresa esté de alta en Hacienda y la Seguridad Social. Dejar de hacer algo de lo que estabas obligado o hacerlo mal, puede traerte problemas. Recuerda: No conocer la Ley no te exime de responsabilidad.

3. Gastar demasiado dinero al principio

Puede que dispongas de un buen capital para empezar. Sin embargo, no esto no quiere decir que tengas que gastártelo todo el primer año. El capital es importante que se utilice como colchón. Para que a la hora de arrancar, no se tengan serios problemas de liquidez.

Si la empresa se come rápido el colchón de liquidez con el que habías empezado, significa que tienes más gastos de los que deberías. O que tu proyecto no es para nada rentable. Dos datos claves para que puedas sobrepasar el primer año de actividad.

4. Empezar un proyecto mientras trabajas a tiempo completo en otro sitio

Desde luego es algo que se puede hacer. Mucha gente lo ha hecho. Pero puede conllevar a que tu vida social y familiar se vea reducida casi a cero. Así como tus horas de descanso. Además, un negocio requiere de gran parte de tu atención. Centrarse en muchas ocasiones es una alternativa mucho mejor. Centrarte en lo que realmente te interesa y apasiona.

Es algo delicado y que requiere de mayor organización para que se pueda llevar a cabo con éxito.

5. Delegar demasiado al principio

Delegar es bueno. Pero al principio, puede hacer que pierdas el control con facilidad. En los comienzos, es importante que que tomes gran parte de las decisiones. Necesitas ser determinante. Organizado con la estructura del proyecto. Claro y directo con los otros partícipes. Conocer con profundidad a las personas que trabajarán contigo. Todo esto lleva tiempo y al principio, es muy difícil de delegar. Desentenderte demasiado y no saber lo que pasa en tu empresa hará que pierdas dinero y no sepas por dónde se va.

 

 

Pin It on Pinterest