Asesoría Fiscal y Contable

Al igual que el apartado de asesoramiento laboral, en toda empresa es muy importante la gestión económica y fiscal. Por un lado, la gestión económica parte de la contabilidad. La contabilidad es el cuerpo de la economía y la salud financiera de una empresa. Llevar un buen registro contable conlleva a que la empresa pueda conocer mejor por dónde está ganando dinero, y sobretodo por dónde está perdiendo dinero. Además de ello, en caso de necesitar acceso a financiación, el balance de una empresa es mucho más fiable si la contabilidad es estricta y profesional.

Por otro lado, las empresas también tienen obligaciones tributarias con Hacienda. Sea un autónomo o una sociedad limitada (SL), se deberán presentar obligaciones trimestrales y anuales de forma puntual. Nosotros nos encargamos de ello. El entramado burocrático en España no es sencillo. No debe preocuparse por ello y debe de centrarse en lo que realmente sabe hacer: crear valor para su empresa. Pretender asumir todas las tareas no es una buena opción. Por todo ello, si requiere de este tipo de servicio nosotros disponemos de una gestoría en Palma de Mallorca para poder realizarle la contabilidad y todos estos trámites.

=
Contabilidad

Confección de la contabilidad anual. Sea un autónomo para su correspondiente declaración de la renta anual, o una sociedad por su obligatoriedad de llevar una contabilidad ajustada a las normas que establece el Código Mercantil.

Somos estrictos con la contabilidad. Intentamos que se haga de la mejor forma posible. Fieles a la documentación aportada.

 

Modelo 130 Pago Fraccionado de IRPF

El modelo 130 es el pago fraccionado que se hace de la renta. ¿Qué significa hacer un pago fraccionado? Hacienda exige a los autónomos que son empresarios personas físicas que paguen de forma adelantada los beneficios que obtiene por su actividad.

Es decir, que deberá pagar trimestralmente, en caso de que tenga beneficio, por su renta. Este pago es anticipado y se regularizará en el futuro cuando realice su renta.

 

Impuesto sobre Sociedades y Cuentas Anuales

Los dos documentos contables más importantes de toda sociedad. Una vez al año, se deben presentar estos dos documentos. El impuesto sobre sociedades, ante Hacienda. Las Cuentas Anuales, ante el registro mercantil.

El Impuesto sobre Sociedades hará tributar a su empresa sobre el beneficio obtenido. En él, además de las cuentas habituales de una empresa, como son el balance de situación o el balance de pérdidas y ganancias, se deberá confeccionar el estado de flujos de efectivo y el estado de cambios del patrimonio neto.

Por otro lado, existen las Cuentas Anuales. Este documento verifica que la contabilidad en su empresa es correcta, y se hace pública ante toda persona que quiera acceder a ella, siempre y cuando pague la correspondiente tasa. Las Cuentas Anuales reflejan gran parte de la información contable de su empresa, y vienen informadas con un documento llamado “Memoria”, que se utiliza para documentar y registrar todos los apuntes que se salga de la normalidad.

 

Modelo 303 IVA

El IVA es el impuesto que está por todas partes. Allá donde vayamos, encontramos IVA. Y todo autónomo o sociedad debe liquidar antes hacienda este impuesto, trimestralmente. Se trata de coger el IVA de las ventas, y restarle el IVA de las compras. El resultado es lo que saldrá a ingresar. Sin embargo, no todo es tan sencillo. El Impuesto sobre el Valor Añadido es un impuesto complejo. Existen muchos gastos que no son deducibles. Sus ventas pueden estar exentas de tributar. Y otra mucha problemática presente en cualquier empresa.

 

i
Modelo 115 Pago IRPF alquileres

Muchas empresas requieren de un local alquilado para realizar su actividad. Si este local está en propiedad de un particular (y no una empresa), se deberá presentar el modelo 115 trimestralmente. Este modelo corresponde a las retenciones del alquiler que retiene al propietario del local. Ese dinero, debe ingresarse a Hacienda. Luego el propietario lo regularizará en su renta. Pero usted, como empresa, debe ocuparse de ingresar ese dinero trimestralmente. Y de recibir las facturas.

 

Modelo 111 Retenciones de IRPF trabajadores y profesionales

Ya sea porque trabaja con profesionales cuyas facturas están sujetas a retención, o tenga trabajadores cuyas nóminas tienen una retención de IRPF, deberá liquidar este impuesto trimestralmente. ¿Complejo? Quizás no. ¿Es habitual? Sí.

 

Pin It on Pinterest